HISTORIA con MÚSICA: The Beatles y la década que cambió al mundo (PARTE 2)

420

Con todo, John buscó alguna actividad que lo ayudara a olvidar la pérdida de Julia y encontró el rock’n roll que lo absorbió profundamente.

“El rock’n roll salvó mi vida”

Lennon diría años más tarde: “Creo que el rock’n roll me salvó la vida. Antes de dedicarme a él solo soñaba con enamorar a una anciana ricachona y casarme para tener dinero.

No tenía más perspectiva que dedicar mi vida a dibujar muchachas usando cierta pasta de dientes o muchachos afeitándose con Gillette. Estaba perdido hasta que descubrí el rock…”

Un encuentro histórico

Así continuó con su banda, hasta que un día de julio de 1957, cuando los Quarrymen se presentaban en un festival en el barrio de Woolton, cerca de la casa de John, se apareció por el lugar un delgado muchacho, que gustaba del rock’n roll y al cual un amigo del grupo, Ivan Vaughan, había invitado.

Luego de la actuación del grupo, al cual vio tocar, se acercó al camarín a charlar con los muchachos.

Fue cuando pidió prestada una guitarra acústica de John y comenzó a tocar, claro está, con los acordes al revés ya que era zurdo.

Era James Paul McCartney, un joven dos años menor que John y quien vivía al otro lado de la ciudad, en un barrio de clase más bien obrera.

Paul se une a The Quarrymen

Al escucharlo John, quedó impresionado porque Paul sabía afinar la guitarra y cantaba bien, se sabía las letras, cosa que a John le costaba por lo que solía cambiar la letra por frases propias.

Paul cantó un par de temas y a John le pareció bastante bueno, tanto o mejor que él mismo. Un par de días después lo invitó a unirse al grupo.

Así comenzó la amistad de la dupla de compositores más importante de la música pop de la historia, aunque ni podían imaginarlo en esos momentos.