20.9 C
San Pedro Sula
miércoles, enero 26, 2022

Hispano Suiza, una marca que acaba de “revivir”

Debes leer

Natán M. Márquez
Periodista apasionado.

Hispano Suiza es una histórica marca de automóviles española propiedad de la familia Suqué Mateu desde hace cuatro generaciones. Fue fundada en Barcelona, en 1904, por Damián Mateu y por el director técnico e ingeniero suizo Marc Birkigt, también socio de la empresa.

Entre 1904 y 1946 (por entre guerras civiles, transferencias de producción a Francia, un mecenas monárquico que tuvo que huir al exilio -el rey Alfonso XIII, que incluso tuvo un modelo que llevaba su nombre- y nacionalizaciones y expropiaciones de la fábrica en Francia por parte del gobierno de ese país), Hispano Suiza fabricó alrededor de 12.000 vehículos de lujo y 50.000 motores de avión.

Herencia de competición

De paso, se vio muy afectada por las dos Guerras Mundiales (en la primera se dedicó exclusivamente a la producción de motores de avión), pero también logró grandes victorias en las carreras más importantes de los años 10 y 20 del siglo pasado.

Como las del modelo “La Sardina” de 1914, que muchos consideran ser el primer coche deportivo de la historia. Y una de las señas de identidad de la Primera Guerra Mundial fue su nuevo logo, una cigüeña dibujada en los aviones de un escuadrón de aviación francés que utilizaba motores de Hispano Suiza (países cuyas banderas han hecho parte del símbolo de la marca desde entonces).

El apogeo de la marca tuvo lugar en los años veinte y primera mitad de los treinta, pero con el establecimiento de la república, la marca comenzó a perder su brillo, siendo asociada a la monarquía, lo que no impidió al general Franco de hacer su desfile triunfal en Madrid en el asiento trasero de un Hispano Suiza, marcando el fin de la guerra civil en 1939.

Crisis

En los años siguientes España se cierra al mundo, el país se empobrece y las ventas internas y exportaciones de coches se desploman, hasta que Hispano Suiza cede por fin a la presión de Franco para vender la empresa al Instituto Nacional de Industria, bajo cuya dirección se produjeron los modelos Pegaso.

Tras su extinción como marca de coches en 1946, los descendientes de Damián Mateu siempre tuvieron en su subconsciente el sueño de resucitar la marca y el bisnieto del fundador le prometió a su madre Carmen (en cuya memoria se bautizaría el coche) que volverían a verse Hispano Suiza por las carreteras de todo el mundo.

En marzo de 2019, Miguel Suqué Mateu relanzó la marca en el Salón de Ginebra con un sorprendente vehículo cien por cien eléctrico: precisamente el Carmen, un modelo que mantuvo el ADN de exclusividad y alto rendimiento de sus antepasados, reuniendo elementos de diseño clásicos con una construcción moderna de fibra de carbono y unos impresionantes 1.019 CV.

Diseñado, desarrollado y construido en España

Hispano Suiza forma parte del Grupo Peralada (que también nació en 1904), una gran empresa catalana con un portfolio de lujo en gastronomíaentretenimiento y ocio (cuenta con ocho casinos, 21 restaurantes -algunos con estrellas Michelin-, seis hoteles en 5 estrellas, 12 bodegas en toda España, campos de golf, viñedos, festivales de música y puertos deportivos).


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Más noticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Hoy en Cronómetro