SALUD| Hipotiroidismo: ¿es la causa de mi aumento de peso involuntario?

491
Aumento de peso por tiroides
Esta glándula regula múltiples procesos orgánicos y afecta directamente a tu peso.

REDACCIÓN. Muchas veces no sabemos que padecemos hipotiroidismo hasta que se comienza a experimentar una subida de peso sin causa previa; es ahí donde entra la duda y se debe buscar ayuda médica para no atribuir esos «kilitos de más», a otros motivos.

Sin embargo, si padeces hipotiroidismo, no tienes por qué experimentar un aumento de peso, ni mucho menos sufrir obesidad, pero sí es verdad que la deficiencia de hormonas tiroideas, te convierte en un blanco fácil para engordar.

Cuando padeces hipotiroidismo tu organismo o más bien tu metabolismo funciona más lentamente, por lo que consumes menos energía. Entonces, ¿el hipotiroidismo engorda? Sí, si no cuidas tu dieta, ni aceleras tu metabolismo a través del deporte.

Lea también: El hipotiroidismo y los graves problemas de salud que conlleva

Hipotiroidismo: se denomina así al déficit de hormona tiroidea producido en nuestro organismo. Es decir, que la glándula es incapaz de producir suficiente  hormonas tiroideas para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

La enfermedad se presenta más en mujeres, que en varones.

Síntomas de hipotiroidismo:

  • Fatiga (muy frecuente)
  • Inapetencia
  • Intolerancia y falta de adaptación al frío(el síntoma mas frecuente, tener frío de manera permanente, mientras los demás sienten calor)
  • Lentitud en la frecuencia cardíaca
  • Aumento de peso
  • Menstruaciones dolorosas
  • Debilidad muscular y calambres
  • Sequedad y descamación de la piel
  • Coloración amarillenta de la piel (palma de las manos)
  • Caída del cabello
  • Bocio (agrandamiento de la glándula tiroides)
  • Ojos hinchados
  • Lentitud y falta de concentración.

Hipotiroidismo y peso corporal

La glándula tiroidea es quien regula la temperatura corporal, a través de la secreción de dos hormonas, que controlan la rapidez con la que el organismo quema calorías y utiliza la energía.

Por lo que, estas hormonas son indispensables para la vitalidad en general, ya que favorecen el consumo de oxígeno y glucosa por parte de todas las células.

Debido a ello, cuando se presenta un déficit de las hormonas tiroideas o un hipotiroidismo, se ralentizan todas las funciones vitales, se produce de esta manera un descenso del metabolismo del organismo y una tendencia a retener líquidos.

Es por esto que, la mayoría de las personas que padecen esta enfermedad, tienden a aumentar el peso corporal, pero ese aspecto “gordito” no es consecuencia de comer en demasía, sino que es por esa incapacidad de quemar las calorías, utilizar correctamente la energía corporal y al agua retenida en los tejidos.

En el hipotiroidismo existe una dificultad para quemar las grasas, una tendencia al almacenamiento de las mismas y una disminución del gasto energético lo cual se asocia al sobrepeso.

A su vez, el colesterol está aumentado, por esa incapacidad que tiene el organismo en oxidar las grasas, por lo cual quedan acumuladas en el torrente sanguíneo.

Es importante aclarar la existencia de personas hipotiroideas y delgadas, pero son la minoría.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace:https://bit.ly/tiempodigitalhn