OLANCHO: crimen pasional, hipótesis en el homicidio de niña de 14 años

308
homicidio de niña de 14 años
El cuerpo de Angie Alejandra Molina de 14 años de edad será velado en su casa de habitación en Catacamas, Olancho.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La Policía Nacional asignada al municipio de Catacamas, Olancho, zona oriental del país, informó que la hipótesis más fuerte en el homicidio de niña de 14 años de edad, responde a tintes pasionales.

Según informe, Angie Alejandra Molina tenía siete meses de embarazo. La madrugada de hoy, su cuerpo fue entregado a familiares; no se explican por qué sujetos desconocidos llegaron hasta su vivienda y sin mediar palabras le quitaron la vida.

Lea también : Una persona muerta deja tiroteo registrado en Guaymaca, FM

Los hechos

De múltiples impactos de bala y al interior de su propia vivienda, fue asesinada Angie Alejandra Molina, en Catacamas, Olancho, al oriente del país. Según reporte de un medio local, la víctima era estudiante del noveno grado de la Escuela Roque Ramón Andrades.

El lamentable suceso se suscitó específicamente en la colonia San Carlos. Familiares de la fallecida establecieron que la menor tenía una semana de no ir a clases. Por lo que ellos ya habían hablado con su mamá, quien les aseguró que la enviaría después.

Asimismo, indicaron que platicaban con ella y jamás comentó sobre problemas con alguien.

“Era una niña, lamentable, doloroso. Es triste lo que estamos viviendo. Angie decía que quería ser abogada y hoy le arrebatan su vida, le truncan sus sueños”, palabras de un familiar de la hoy occisa.

Femicidios en Honduras 

Autoridades del Observatorio de la Violencia de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (OV-UNAH) recientemente presentaron el boletín especial número 65 sobre mortalidad por causa externa, edición de enero a junio de 2018, donde detalla que unas 190 mujeres han sido asesinadas este año.

Dicha cifra representan el 10.4% de las estadísticas. También, indica que la mayor parte de esos hechos violentos se realizan en la vía pública, siendo el arma de fuego la herramienta más utilizada para quitarle la vida a las hondureñas.