Hijos que vivieron divorcio de sus padres carecen de “hormona del amor”

712
divorcio hormona del amor
Estudios revelan que el divorcio se asocian con depresión y ansiedad en adolescentes y adultos.

DE MUJERES. Derivado de la creciente ola de divorcios, es que diversos estudiosos se dieron a la tarea de investigar lo que esto puede causar en los hijos, sobre todo en lo que tiene que ver con la liberación de oxitocina, la denominada “hormona del amor” por sus efectos en nosotros.

Anteriormente, investigaciones sobre la oxitocina demostraron que esta se libera en experiencias relacionadas al parto de un bebé, en alguna interacción sexual, mientras abrazamos a nuestra pareja, ser querido, o en cualquier comportamiento relacionado con vínculos emocionales.

Lea también: Parejas cursis, son más duraderas, revela estudio

El estudio

De acuerdo con el estudio publicado en el Journal of Comparative Psychology, realizado por María Boccia, Ph.D., profesora de la Universidad de Baylor en Robbins, los efectos que el divorcio causa en los niños han sido poco estudiados; y por tanto se desconoce mucho de este campo.

Pero, según estudios previos, el divorcio o la muerte de uno de los padres se asocian con depresión y ansiedad en adolescentes y adultos. Además, cuando son adultos ofrecen una crianza deficiente ya que son menos sensibles y cálidos y reaccionan de manera exagerada con los castigos.

Por su parte, María Boccia reveló que la oxitocina fue sustancialmente menor en personas que experimentaron el divorcio de sus padres. Esto en comparación con quienes no lo sufrieron en la niñez, lo que también se reflejó en sus niveles de apego.

Por lo que Boccia concluyó que los niveles de oxitocina se vieron severamente afectados en hijos de padres divorciados.

Este estudio se efectuó en 128 personas de entre 18 y 62 años. De ellos, el 27.3 % señaló que eran hijos de padres divorciados; acontecimiento que ocurrió, en promedio, cuando tenían 9 años de edad.

Para obtener los resultados se les cuestionó sobre estilos de crianza, protección, indiferencia de los padres, sus propios niveles de confianza, si tenían o no incomodidad con la cercanía de otras persona, entre otras cosas.

Se les pidió una muestra de orina y se concluyó que los niveles de oxitocina o la denominada “hormona del amor” son menores en hijos de padres divorciados. Ahora, lo apremiante es determinar si la edad que se tiene al momento del divorcio influye de distinta manera, concluyó Boccia.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn