Demente aprovechó un descuido, la encerró en un cuarto y la asfixió

Adriadna Sucely Aguilar Alfaro y su victimario que tiene problemas mentales

955
hija del periodista de Maya TV
Adriadna Sucely Aguilar Alfaro y su victimario que tiene problemas mentales

CORTÉS, HONDURAS. Conmoción ha generado la muerte de la pequeña de apenas tres años de edad, Ariadna Sucely Aguilar Alfaro, hija del periodista de Maya Tv, Arlinton Aguilar, en Remolinos 2, sector Amonita, punto de San Manuel.

De acuerdo a lo dicho a los medios de comunicación, el ahora detenido de nombre Virgilio Alfaro, de 27 años de edad, estaba muy tranquilo en la patio de su casa. Sitio donde permanecía porque que sus parientes lo consideraban de alto riesgo.

Sin embargo, ayer jueves a eso de las 10 de la mañana, el individuo aprovechó un descuido para lograr entrar a la casa de habitación. Allí, habían algunos familiares y la niña, a quien encerró dentro de un cuarto para finalizar su objetivo…asfixiarla.

MUERTE DE ARIADNA

Familiares de Ariadna miraron que la menor no aparecía. Por lo que dispusieron a buscarla y su terrible sorpresa fue que al tratar de ingresar al cuarto, este estaba con llave. Por lo que a gritos y golpes le solicitaron a Virgilio que abriera la puerta y que les diera la niña.

Al pasar de unos minutos, el hombre abrió. Pero ya el cuerpo de la niña estaba en la cama y sin signos vitales. Aún en medio de la desesperación, familiares de la niña la trasladaron a una clínica privada. Pero los médicos les dijeron que ya había muerto.

Por ahora, agentes y fiscales en San Pedro Sula indagan en lo sucedido. Lo anterior, para solicitar un requerimiento fiscal en contra de Virgilio. De igual manera, Medicina Forense del Ministerio Público (MP) pidió un revisión del psiquitra.

Momento en que la Dirección Policial de Investigaciones presentaba a Virgilio Alfaro
Momento en que la Dirección Policial de Investigaciones presentaba a Virgilio Alfaro
Arlinton Aguilar lementó profundamente la muerte de su niña a manos de un enfermo mental
Arlinton Aguilar lementó profundamente la muerte de su niña a manos de un enfermo mental