Atentan contra hija de Berta Cáceres y miembros del COPINH en La Paz

El COPINH emitió un comunicado y reveló la razón del ataque.

357
hija de berta cáceres
Bertha Zúñiga era acompañada por dos miembros del COPINH.

LA PAZ. Hija de Berta Cáceres y miembros del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH), fueron víctimas de un atentado el pasado viernes 30 de junio en la zona suroccidente del país.

El hecho ocurrió cuando Bertha Zúñiga, hija de la líder indígena, Sotero Chavarría y Asunción Martínez, se transportaban en un vehículo. Según manifestaron, ellos estaban de regreso a la comunidad de Cancire del Municipio de Santiago Puringla.

En ese momento, en el camino, fueron emboscados. Eran cuatro hombres, uno de ellos al volante del vehículo que impedía seguir el paso y otros tres con machetes en mano.

El vehículo era un Toyota Tacoma, de color negro y con placas de registro PCH 1886. Los tres sospechosos agitaban su machete en señal de provocación y por maniobras del conductor del COPINH, pudieron escapar.

Sin embargo, eso no les bastó. El conductor del Toyota negro lanzó una piedra que impactó la ventana del carro donde Bertha y ambos miembros del COPINH se transportaban.

Creyeron que todo había acabado pero más adelante, el mismo vehículo negro los alcanzó y les dio persecución. En varias ocasiones este trató de provocar un volcamiento del carro donde iban los tres dirigentes.

Incluso, varias veces los empujó hacia un abismo. Gracias a las habilidades de conducción de uno de los dirigentes pudieron llegar sanos y salvos. Pero se apresuraron a denunciar el incidente.

Como su madre, Bertha Zúñiga también es defensora de los indígenas.
Como su madre, Bertha Zúñiga también es defensora de los indígenas.

Al respecto, COPINH, emitió un comunicado y declaró:

«El COPINH denuncia que este incidente tiene que ver con las ambiciones de miembros de las comunidades de Lomas de San Antonio y Las Delicias, apoyados por la injerencista agencia gringa de USAID, de quitar una fuente de agua a las comunidades de San Antonio (otro), Cancire, Higuito y Cedrito.

Cabe notar que estas comunidades que pretenden robar las fuentes de agua han sido afectadas por la represa Hidroeléctrica Zazagua, la cual ha dejado secas sus fuentes de agua.

Exigimos que las autoridades investiguen y castiguen estas agresiones. Es la responsabilidad del Estado de Honduras de proteger la integridad física de los miembros de COPINH y tomar todas las medidas necesarias para que la organización realice su labor en la defensa de los derechos de las comunidades Lencas y de sus territorios.

Hacemos un llamado a la comunidad internacional a que esté atenta y exija la protección de las personas miembros del COPINH a las autoridades hondureñas.»