HEU: 22 hombres han sufrido amputación de pene debido al cáncer en 2018

418
amputación de pene debido al cáncer
Incidencia de cáncer de pene preocupa a especialistas del HEU.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Durante el año 2018, en el país, al menos 22 hombres han sufrido amputación de pene debido al cáncer, informó Denis Chirinos, especialista del departamento de Urología del Hospital Escuela Universitario (HEU).

El especialista indicó que la mayoría de esos hombres tenían entre 18 y 44 años de edad. Chirinos, además lamentó que la mayoría de los pacientes “no acuden oportunamente al médico”.

En consecuencia, cuando deciden acudir a un centro asistencial la problemática ya está muy avanzada y es necesaria la amputación del miembro viril.

“Nosotros observamos pacientes jóvenes 18, 22, 24, 42 y 44 años de edad. De los cuales se les hicieron amputación total de su pene; muchos de ellos ya venían en una situación muy avanzada sobreinfectada su úlcera en su pene”, manifestó.

El urólogo añadió que algunos sujetos de los que sufrieron amputación del órgano sexual tenían “más de seis meses de estar paciendo” la enfermedad.

Chirinos precisó que muchos hombres con cáncer de pene se “automedican aplicando cremas”. De igual forma, que los hombres no acuden al médico por “pena, miedo o temor”.

Por lo anterior, el galeno solicitó a los hombres estar alerta ante cualquier cambio en el pene y acudir al médico al detectar cualquier irregularidad.

El urólogo concluyó diciendo: “Hoy en día el Virus del Papiloma Humano (VPH) se ha asociado mucho al cáncer de pene y hay pacientes que están infectados e infectan a la mujer y puede provocar cáncer en la matriz”.

Lea también: Se registra en Honduras el primer caso de hemofilia adquirida

Recomendaciones

Entre las recomendaciones del médico para evitar el extremo de la amputación de pene es evadir la promiscuidad sexual. Asimismo, recalcó la importancia del aseo genital.

“La limpieza es básica; la secreción que se llama esmegma en el glande es sumamente importante aseársela porque está comprobado científicamente que produce irritación en el área del glande y puede llegar a desarrollar cáncer”, afirmó.