40.1 C
San Pedro Sula
domingo, mayo 26, 2024

Hablan sus hijos: Mi padre no se quería morir, nunca bajó los brazos

Debes leer

JUTIAPA, ATLANTIDA- Los tres hijos de Enrique Centeno Reneau se siente orgullosos por la formación que les dio y más aun por el ejemplo de luchar contra la adversidad que les dio. Luchó hasta que el Juez de toda la tierra dio el pitazo final. Cayó como los grandes.

Su hijo menor Enrique dice que siempre le vivirá agradecido a su padre porque lo cuidó bien, fue un hombre amable con todos y espera seguir la carrera de futbolista de su papá, quiere seguir sus mismos pasos y ser un hombre triunfador.

Karen fue la hija que estuvo al lado de su padre cada noche de esa triste enfermedad. Fue un hombre digno de admirar, lucho contra ese mal tan raro y mostró una fuerza de voluntad incomparable, de fe increíble, pero el tiempo de Dios es perfecto, prefiero verlo descansando que estar sufriendo.

“La última noche que viví con mi papá fue el sábado a amanecer domingo, él me dijo que ya se quería ir con mi abuela y le dije que lo dejara todo al tiempo de Dios. No dormimos esa noche, se sentía bastante cansado, ni hablar podía, nos sentamos en la cama, ya el domingo no comió nada. Él tenía miedo de dormirse y no amanecer”, nos cuenta la menor de sus hijas mujeres.

Melissa la mayor se consuela al saber que su padre está con Dios después de luchar terriblemente con esa enfermedad, principalmente las últimas tres noches en que ella siente que fueron las peores que vivió.

“Él no se quería morir, nunca bajó los brazos. Fue un padre incomparable, digno de admirar. Me gustaría que le gente lo lleve siempre en su corazón como un hombre humilde y respetuoso”.

Estás a un paso de recibir nuestro PDF Gratis

Artículo anterior
Artículo siguiente

Última Hora

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido