Guatemala grava al cemento importado; reglamentan el cobro de ese impuesto

278

GUATEMALA. – El pasado viernes entró en vigencia el reglamento que oficializa las reglas que regulará la aplicación y cobro del impuesto “Específico a la Distribución de Cemento” en Guatemala.

Mediante esa ley se regula ese impuesto que grava la distribución de cemento de cualquier clase; esto para la producción nacional como el que se importa.

Ell Acuerdo  también reglamenta  la información aduanera correspondiente a las importaciones de cemento o Clinker; igualmente se permite nombrar personal para fiscalizar los lugares de almacenamiento.

El Acuerdo Gubernativo 122-2019 fue publicado en el Diario de Centro América el 25 de Julio de 2019. La normativa ha cobrado vigencia en todo el país.

El Artículo 1 del Acuerdo establece que «… El presente Reglamento tiene por objeto normar la aplicación de lo establecido en la Ley del Impuesto Específico a la Distribución de Cemento, Decreto número 79-2000 del Congreso de la República de Guatemala, y lo relativo al cobro administrativo de dicho impuesto, así como los procedimientos para facilitar su recaudación y control».

Las medidas

El Artículo 6 estipula que «… Para efectos de control y fiscalización del impuesto, conforme a lo establecido en el artículo 11 de la Ley, la Administración Tributaria podrá nombrar el personal competente en cada uno de los lugares de almacenamiento de los fabricantes de cemento y/o «Clinker» con las siguientes funciones:

a) Llevar control diario de los volúmenes de cemento retirados de los depósitos o lugares de almacenamiento de los fabricantes, envasados en bolsas de cuarenta y dos punto cinco (42.5) kilogramos de peso o su equivalente cuando se distribuya a granel;
b) Llevar control diario de los volúmenes de «Clinker» retirado de los depósitos o lugares de almacenamiento de los fabricantes;

c) Participar con el contribuyente, en la toma de los inventarios físicos por tipo de producto en los depósitos o lugares de almacenamiento de los fabricantes de cemento y/o «Clinker»;

d) Llevar control diario de los volúmenes de cemento ingresado al país por los importadores en la fecha de su ingreso al país por la aduana correspondiente; envasado en bolsas de cuarenta y dos punto cinco (42.5) kilogramos de peso o su equivalente, cuando se distribuya a granel.»

Ley positiva

Abelardo Medina, economist del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales, comentó al Elperiodico.com.gt. Dijo que «… la implementación del sistema de control en las áreas de producción y en las bodegas de los importadores es positivo para el control que debe realizar el ente fiscal.»

Según reportes de CentralAmericaData, en 2018 el principal importador de cementos hidráulicos en Centroamérica fue Nicaragua, con $48 millones; seguido de Guatemala, con $44 millones, El Salvador, con $25 millones, Honduras, con $14 millones; Panamá, con $13 millones y Costa Rica, con $10 millones.