Guatemala: fallece el cantante cristiano Julio Melgar

1857

El salmista guatemalteco Julio Melgar ha fallecido víctima de cáncer de páncreas, contra el que luchó por más de un año.

Su familia emitió un comunicado en el que confirman el deceso del cantante cristiano. También lo confirmó el grupo evangélico Miel San Marcos.

«Nuestro amado Julio Melgar, nuestro guerrero, ya está en la presencia del Señor», se lee en una cuenta de Twitter.

Por consiguiente, esta noticia conmociona a toda la comunidad cristiana que lo seguía en Guatemala y fuera de sus fronteras, como en Honduras.

Detalles

En octubre del 2017, Julio Melgar fue diagnosticado con el cáncer. Desde entonces luchó contra la enfermedad gracias al apoyo de su familia y amigos. También se sentía fortalecido por Dios a través de la oración.

De interés: Ha muerto uno de los migrantes hondureños tiroteados en Guatemala

El 11 de marzo anterior, se realizó en tierras chapinas el evento “Unidos con Julio Melgar: una noche de adoración y oración”. Esta actividad, en la que estuvo el cantante Bani Muñoz, uno de sus mejores amigos y en donde los participantes donaron dinero para costear el tratamiento médico del también pastor.

Además, desde el 20 de marzo y hasta el 3 de abril se llevó a cabo una cadena de oración en varios países, en la que se pedía por la sanidad de Melgar. En Honduras la iglesia Ebenezer fue una de las que «elevó sus plegarias».

Comunicado oficial

Hoy 19 de abril de 2019 a las 2:00 p.m. nuestro valiente y amado Julio Melgar terminó victorioso la buena carrera en esta vida y partió a la presencia del Señor. Durante todo este proceso vivimos en un constante milagro donde Dios nos dibujó lo que es tener una fe inquebrantable a través de su vida.

Sabemos que Dios obró, Él siempre tuvo el control y confiamos en su soberanía. Tenemos un Padre bueno que sabrá sostener, sanar y fortalecernos como familia y ministerio. Agradecemos profundamente a todas las personas que creyeron junto con nosotros; gracias por levantar nuestros brazos tantas veces. Definitivamente no seremos los mismos, ahora tenemos una fe más grande para seguir adorando por siempre al único digno, porque así nos lo enseñó nuestro Julio, que ahora llegó al lugar que pertenece.

No se preocupen por nada; en cambio, oren por todo. Díganle a Dios lo que necesitan y denle gracias por todo lo que él ha hecho. Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.