TGU: matan a guardia de camión repartidor; se negó a entregar su escopeta

439
guardia camión repartidor escopeta
Un celador de un camión repartidor de productos de pollo expiró ayer luego de que, al parecer, se negó a entregar su arma a delincuentes.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un hombre cayó abatido a disparos este jueves, a plena luz del día, en la colonia La Era de Tegucigalpa, ciudad capital de Honduras.

Por el momento, no se identificó al occiso. Sin embargo, se conoció que él era un guardia de seguridad que prestaba sus servicios para una compañía que distribuye y vende productos de pollo.

Al momento del tiroteo, el guardia cumplía con la protección de un camión repartidor que hacía sus diligencias de repartición en la zona.

De igual interés: Arrestan una mujer por estafar a 18 personas con paquetes turísticos a Europa

Narración del suceso

De acuerdo al reporte preliminar, pandilleros que operan en la zona nororiental de la capital pretendían despojarlo de su arma de reglamento, aprovechando que la calle permanecía desolada.

La víctima estaba parada, vigilante, sobre una acera, justo enfrente al acceso de una residencial. Los supuestos malhechores se acercaron con sigilo, le emboscaron y exigieron que les entregara la escopeta que portaba.

Según la versión provista, el celador no accedió a la pretensión y forcejeó con uno de sus atacantes. Ante tal situación, otro de los delincuentes llegó a «apoyar» a su compinche» y disparó al guardia en al menos cuatro ocasiones, quitándole la vida de forma instantánea.

En virtud de lo anterior, el cadáver del agente de protección quedó tendido en la acera. Mientras que, el dúo de asaltantes tomó el arma que querían y se dieron a la fuga; se escabulleron con el propósito de no ser identificados.

Tiempo más tarde, llegó al lugar un contingente de la Policía Nacional y la Policía Militar del Orden Público (PMOP) para forjar un perímetro con cinta fosforescente y resguardar la escena.

Asimismo, cubrieron el cuerpo inerte del guardia. Después llegaron los expertos de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) que evaluaron el área en búsqueda de pruebas periciales que permitan esclarecer los detalles del crimen.

Un grupo de vecinos de La Era rodeó la cinta de precaución, consternados con la muerte y cuestionándose el porqué de la violencia.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn