El guancasco tradición de fe y buena voluntad en la Villa de San Antonio

El guancasco es más que una tradición que promueve el turismo cultural

1562

COMAYAGUA. El encuentro religioso y cultural del tradicional guancasco entre la ciudad de la Villa de San Antonio y las aldeas de Yarumela y Flores, que se celebra cada 11 de junio, contó con la asistencia de cientos de feligreses católicos que le rinden tributo al santo patrón San Antonio de Padua.

El guancasco es más que una tradición que promueve el turismo cultural, se trata den un encuentro entre pueblos en donde la convivencia, hermandad y paz entre las comunidades es lo primordial. A esta ceremonia llegaron familias de otros departamentos e incluso fuera del país.

En el corazón de Honduras, los pobladores de este municipio mantienen vivas las tradiciones de antaño, donde el Guancasco solo es una de las tantas expresiones de paz y respeto que los pueblos indígenas lencas han pregonado de generación en generación.

EL ENCUENTRO

El recorrido comienza con el encuentro de las imágenes, en este caso la del santo patrón San Antonio de Padua, San Francisco y Santa Ana, donde se hacen la reverencia y con esto inicia el recorrido entre cantos, música y oraciones.

En la actividad participaron desde niños, jóvenes y adultos quienes acompañaron con devoción el recorrido hasta llegar a la Iglesia Católica para participar en la eucaristía.

Este año los organizadores de la fiesta religiosa les dieron la bienvenida a los habitantes de Yarumela y la aldea de Flores, quienes fueron invitados a disfrutar de las actividades preparadas para los próximos ocho días.

cato1

“San Antonio y San Francisco eran hombres de bien y así tenemos que ser nosotros, porque el sentido de la vida es servir al más necesitado, no es fácil vivir en la opulencia y después estar abajo pues estos caballeros se solidarizaron con todos los pobres, así que con Yarumela tenemos más de 40 años celebrando este encuentro que han ayudado a fortalecer lazos de amistad entre las dos comunidades que se quieren mucho”, expresó en su discurso el alcalde, Armando Velásquez.

El edil de la Villa San Antonio manifestó que “no hay duda que las ferias son una vitrina para las ciudades y mientras más se proyecten sus tradiciones y costumbres es valioso porque nos damos a conocer aún más”.

HISTORIA

El guancasco es una festividad propia de los lencas, enriquecida por las tradiciones cristianas con la llegada de los españoles.

Durante años, estas comunidades han rememorado la hermandad que debe existir entre los pueblos indígenas, quienes se debatían en constantes disputas motivadas entre otros sectores por ampliar sus espacios territoriales.

En la Villa San Antonio, el guancasco es celebrado es celebrado el 11 de junio y en el caso de Yarumela el tres de octubre.

TURISMO

Autoridades de la corporación municipal anunciaron que este año esperan unas 20 mil personas provenientes de lugares circunvecinos, durante la fiesta en honor a San Antonio de Padua.

En tal sentido, informaron que los visitantes podrán ser partícipes de distintas actividades tales como; procesiones, mojigangas, coronación de la reina, show de luces, encuentros deportivos, fiestas bailables y para cerrar con broche de oro sábado 18 de junio el Gran Carnaval.

SÉPALO

El Guancasco, es una tradición popular que por años se ha venido realizando entre algunos pueblos de Honduras, a esta celebración también se le llama Paisanazgo y en lengua indígena significa “Pacto de Paz”