Gran noche de apertura en la capital de: “Coyote y ½”

1667

TEGUCIGALPAEn una alegre e importante noche se inauguró el nuevo lugar donde se mezclaTaquearía, chupa y bailongo” como lo dice el eslogan del bar, restaurante y centro de entretenimiento “Coyote y ½” ubicado en la colonia Palmira de Tegucigalpa.

 Este novedoso lugar tiene como atractivo concepto, además del deleite de los famosos tacos, es un sitio donde se combina: la cultura, diversión, la comedia y show en vivo, con diferentes manifestaciones artistas.

En la noche inaugural los presentes disfrutaron las participaciones del comediante  Vicente Valladares, y como punto crucial la presentación del acanta autor nacional Guillermo Anderson quien deleitó con su amplio y conocido repertorio musical.

Los asistentes disfrutaron al máximo este nuevo concepto de sana diversión junto las atenciones de los anfitriones Santiago Chiuz, Guillermo Castillo, Ricardo Castillo, David Ortiz y Melvin Cerrato.

COYOTE F2.
Álvaro Figueroa, Noelle Pineda, Néstor Hernández y Marco Calix.

COYOTE F3.
Eliseo Pérez Cadalso y Rosina Córdova.

COYOTE F4.
Jessica Valladares y Darío Bonilla.

COYOTE F5.
Miliza Hernández e Isis Vásquez.

COYOTE F6.
Roberto, Daniela Castillo y David Ortiz.

COYOTE F7.
Andrea Umaña, Vicente Valladares y Jaqueline Espinal.
COYOTE F8.
Victor Manuel Murillo, Katherine  Escobar y Gabriela Rodríguez.

COYOTE F9.
Juan Ramón David, Dulce Alvarenga, Estela Murillo y Otoniel Martínez.

COYOTE F10
Vanessa Cerrato y  María José Roque

COYOTE F11.
Gabriela Fuentes  y Marissa Valerio.

COYOTE F12.
Cindy, Loren y Claudia Mercadal.
COYOTE F13.
Eder Mejía, Ana Julia Irías, Ana Beatriz y David Ortiz.

COYOTE F14.
Carolina Duron y Josué Blanco.

COYOTE F15.
Gabriela Deras y Miguel Calderón.

COYOTE F16
Daniela Irías y Luis Villatoro.

COYOTE F17.
Ana Lucia Cruz, José Tabora y Liliam Riera

COYOTE F18.
Katia Andino y Guillermo Castillo.

COYOTE F19.
Daniela Mencia y Kelin Díaz.

COYOTE F20.
Vanessa y Melvin  Cerrato.

COYOTE F21.
Santiago Chiuz,  Ricardo castillo y Eder Mejía.

Crédito: Enrique Oyuela