25.6 C
San Pedro Sula
miércoles, septiembre 28, 2022

Familia denuncia que policías propinaron golpiza a menor “por una preguntita”

Debes leer

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Un menor sufrió una fuerte golpiza por parte de agentes de la Policía Nacional este domingo en la zona oriental de Honduras, según denunciaron familiares.

Él y su tío fueron detenidos en la aldea Lizapa ubicada en el municipio de Güinope en el departamento de El Paraíso. Sin embargo, los parientes acusan a los agentes encargados de haber recurrido a la fuerza desmedida contra el niño, que tiene 14 años.

Según la versión de la tía del supuesto afectado, el lío se suscitó nada más por una pregunta que lanzó el menor a los oficiales. Aseguró que, después, él terminó hasta limpiando su propia sangre de una patrulla.

Tanto la tía como la mamá del menor llegaron a acompañarlo a Tegucigalpa y hacer la denuncia correspondiente.

De igual interés – SPS: tras torturarlo, ultiman a hombre con discapacidad en la Reparto Los Ángeles

Salieron a vender

La mujer, que no se identificó, narró para un canal de televisión local la secuencia de los hechos. En primera instancia, contó que su sobrino y su hermano se disponían a vender verduras en una motocicleta, cuando la Policía Nacional los detuvo.

“Les hicieron señal de parada; mi hermano hizo caso omiso y no se paró. Le dieron persecución y lo subieron a la patrulla”, dijo inicialmente.

Seguido, externó que el niño preguntó que a dónde lo llevarían a él, debido a su condición de tener menos de 18 años de edad. Según ella, la interrogante disgustó a los policías, que lo insultaron y comenzaron a golpearlo.

Le dejaron la nariz desviada. Estamos interponiendo la denuncia para que no vuelva a ocurrir y para que esto trascienda; es un abuso de autoridad“, acotó la fémina.

Trato humillante

Además, relató que los elementos policiales lo llevaron a un comedor local. Allí, lo obligaron a quitarse su camisa y lavar la sangre de la patrulla. Después, llevaron al pequeño a una posta policial de Maraita.

“Lo detuvieron ahí un rato y lo regresaron para la casa de mi hermano cuando ya pensaron que había pasado todo. Lo amenazaron y le dijeron que ‘cuidadito’ hacía bulla, que si hacía una denuncia lo iban a meter a la posta y lo iban a linchar a él y a mi hermano”, historió.

Sobre su hermano, comentó que a él se le proporcionó un teléfono, del cual la llamó y les dijo que nada más llevaron al menor al hospital y regresaran, evitando más problemas. No obstante, la mamá y la tía se negaron a esa posibilidad.

“Nosotros le dijimos que no, que haríamos lo que correspondía”, aseveró la mujer. Por lo que, llegaron a interponer la denuncia ante la Fiscalía de Turno en el Core 7 de Tegucigalpa.

Incluso, comunicó que después acudirán por apoyo de defensores de Derechos Humanos, a la Dirección de Asuntos Disciplinarios Policiales (DIDADPOL) y al Materno Infantil para que el menor reciba la atención médica que necesita.

La denunciante atribuyó la autoría de la paliza a Hugo Portillo, clase dos de la Policía Nacional, y Erlin Mendoza, otro agente del cual no precisó cuál sería su rango.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido