Giovanni Rodríguez: “La novela contemporánea casi no existe en Honduras»

Giovanni Rodríguez, escritor hondureño, ganó bajo decisión unánime el Premio Centroamericano y del Caribe de Novela “Roberto Castillo” con su novela “Los días y los muertos”

2095
Giovanny Rodríguez; “La novela contemporánea casi no existe en Honduras".

Giovanni Rodríguez, escritor hondureño, ganó recientemente bajo decisión unánime el Premio Centroamericano y del Caribe de Novela “Roberto Castillo” con su novela “Los días y los muertos”. Tiempo Digital lo entrevistó a propósito de este triunfo y aprovechando la ocasión se le preguntó acerca de diversos temas, como sus influencias y el origen de la obra con la que se ganó el premio. Además, acerca de ciertos rumores en torno a su premiación y de la ya clásica rencilla que existe entre los escritores de la costa norte y los de Tegucigalpa.

Darío Cálix: Me parece más que oportuno preguntarte por la obra de Roberto Castillo, específicamente acerca de su trabajo como novelista. ¿Qué lugar tiene «La guerra mortal de los sentidos», esa alabada novela, dentro de la narrativa hondureña?

 Giovanni Rodríguez: Creo que “La guerra mortal de los sentidos” es la novela más hondureña y la mejor obra de ficción que se ha escrito en Honduras.

Darío Cálix: Si tuviste la oportunidad de conocer a Castillo, ¿podrías contar alguna anécdota al respecto?

Giovanni Rodríguez: Lo conocí en el Museo de Antropología e Historia de San Pedro Sula un año antes de publicar “La guerra mortal de los sentidos”, precisamente para hablar de las circunstancias en torno a la escritura de esa novela. Me impresionaron su voz enfática y la pasión que mostraba al hablar sobre literatura. En ningún momento percibí en él la pedantería que uno encuentra a veces en ciertos personajes de nuestro mundillo literario. Unos siete años más tarde, cuando yo vivía en España, recibí un correo electrónico suyo agradeciéndome que yo hubiese escrito una reseña sobre “La guerra mortal de los sentidos” que había aparecido en un diario nacional y en internet. Me envió una postal y su último libro de ensayos y a partir de ese momento nos escribimos constantemente, pero eso no duró mucho puesto que cayó enfermo y falleció al poco tiempo.

Darío Cálix: Mencioná un escritor nacional que haya sido una influencia importante. 

Giovanny Rodríguez; “La novela contemporánea casi no existe en Honduras".
Giovanni Rodríguez; “La novela contemporánea casi no existe en Honduras».

 

Giovanni Rodríguez: Yo empecé leyendo a los clásicos universales y a los autores del “Boom latinoamericano” y luego me entusiasmé con los autores norteamericanos de la llamada “Generación Perdida”, y a la literatura hondureña no llegué sino hasta mucho tiempo después. Paradójicamente, hace 15 o 20 años en Honduras era más fácil encontrar libros de autores extranjeros que de hondureños. Sí es posible que alguna influencia hayan ejercido sobre mí las lecturas tempranas de la poesía de Roberto Sosa y de Edilberto Cardona Bulnes, y en la narrativa Roberto Castillo, los cuentos de Óscar Acosta y los de Eduardo Bähr..

Darío Cálix: Se ha revelado que esta novela en particular tiene mucho que ver con tu experiencia como periodista, más específicamente en la sección de sucesos policiales. ¿Hubo algún acontecimiento o escena en particular mientras te desempeñaste ahí que haya encendido la chispa creativa para hacer este libro?

 

Giovanni Rodríguez: Sí, es posible que buena parte de mis intenciones al escribir esta novela tenga su origen en la imagen de un niño elevando un papelote muy cerca del lugar en donde se produjo una masacre, que conservo de mis días como reportero de noticias policiales. El resto se debe a la impresión que tengo acerca de que aquí en Honduras nos estamos acostumbrando peligrosamente a la violencia y a la muerte.

 Darío Cálix: Casi inmediatamente después de saberse el dictamen, saltaron algunos escritores y personajes de la cultura hondureña. Se ha dicho directamente que hubo corrupción en el fallo, entre otras cosas. ¿Qué opinión te merecen estos comentarios?

«Escritores con talento hay en todas partes, pero también en todas partes hay tontos con ínfulas»

Giovanni Rodríguez: En realidad nadie ha dicho nada “directamente”. Hasta donde sé, un anónimo, citando constantemente a un pobre diablo atribulado y resentido (bien podríamos llamarle a eso autoficción), expresó su frustración por no haber sido favorecido él con el premio. Ese tipo de actuaciones sólo producen lástima y no se curan con ansiolíticos.

Darío Cálix: Ya has ganado varios concursos literarios, pero hasta donde yo sé, ninguno que otorgara una suma económica tan considerable. ¿Podrías darle una idea al lector común de la importancia que puede tener para un artista hondureño ser premiado de esta forma?