German Mcneil pide más cárceles de máxima seguridad por sobrepoblación

320
German Mcneil
Según el subdirector del INP, el número de presos asciende a 21 mil presos en todo el país.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Según declaraciones del subdirector del Instituto Nacional Penitenciario (INP), German Mcneil, el Gobierno de Honduras tiene que empezar a construir más centros penales debido a la sobrepoblación.

Explicó que, en la actualidad, la cantidad de personas que se encuentran cumpliendo algún tipo de condena en las cárceles es demasiado grande. Al tiempo que confirmó que hay más de 21 mil presos en todo el país; tanto en centros de máximo seguridad como de mínima.

Ante ese panorama, sostiene que no se puede dar marcha atrás. “Sabemos que tenemos centros de reclusión que ya dieron su vida útil o que ya no obedecen a la realidad de la población penitenciaria. Pues, sin lugar a dudas, tenemos que construir más cárceles”, dijo.

De igual manera, informó que todos estos centros penitenciarios tienen que ser de los más seguros para que cumplan el porqué de su construcción. “Tienen que ser de máxima seguridad para poder albergar a las personas capturadas todos los días”.

Lea también: Así fue el traslado de 79 miembros de la Pandilla 18 hacia el “Pozo II”, en Morocelí

A reventar están las cárceles de Honduras

Un reciente monitoreo hecho por el Comité Nacional de Prevención contra la Tortura, Tratos Crueles, Inhumanos o Degradantes (CONAPREV) descubrió que en los centros penitenciarios, hospitales psiquiátricos y centros de detención, el número de personas encerradas ha aumentado.

Así lo informó el director de CONAPREV, Orle Solís, quien advirtió que “el sistema penitenciario pasa momentos difíciles”. Además indicó que “la población penitenciaria, en vez de disminuir, aumenta”.

En ese sentido, el representante del organismo ejemplicó el problema al señalar que 21,069 personas guardan prisión en este primer tramo del este año. Solís recalcó que la mayor parte de los encerrados no saben leer ni escribir; siendo también personas que están en proceso judicial pero no han sido condenados.