Ganaderos de Honduras preocupados por importación de leche en polvo

866
importación de leche en polvo
Días atrás se denunció sobre la importación de leche en polvo por parte de la SAG. Ante ello, el Congreso Nacional creará una comisión para conocer a profundidad el caso.

Tegucigalpa, Honduras. El coordinador de la Mesa Sectorial Ganadera del Sur, Omar Baquedano, manifestó su preocupación por la importación de leche en polvo autorizada recientemente por la Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG).

En ese sentido, el ganadero hondureño aseguró que dicho tema mantiene alarmados a los productores. En especial, de la zona sur Honduras, y argumentan que esa situación los afecta debido al costo.

Baquedano, indicó que “debemos ser unidos, no tenemos por qué estar comprando leche a otros países. Somos 22 asociaciones en Valle y Choluteca que podemos dar abasto a la demanda nacional”.

Asimismo, aseguró que ese polo de desarrollo en el área rural ya enfrenta el alto costo de los concentrados. “La leche se cotiza a buenos precios, pero los precios caerían, con la importación”, agregó el ganadero hondureño.

Lea también:  Denuncian contrabando de frijol hondureño y nulos controles en fronteras

 Autoridades estarán vigilantes al proceso de compra

La SAG autorizó a la industria la importación de 11,000 toneladas métricas de leche en polvo y descremada.

Por su parte, autoridades de la SAG, explicaron que la importación no se realizará de una sola vez. Sino con base en solicitudes con argumentos constatados. Además, destacaron que por ahora solo se autorizó la importación de 500 toneladas métricas para abastecer el inventario de la industria.

Héctor Ferreira, viceministro de la SAG, informó que vigilarán la compra de leche a los productores a la que se comprometió la industria en la época de alta producción.

“Estamos para apoyar la producción y al productor nacional. Esa preocupación de los productores que en la época de alta producción de la industria va a dejar de comprar la leche, deben alejarla”, argumentó Ferreira.

El funcionario, dijo constataron antes de autorizar la importación de las 8 mil toneladas métricas de leche en polvo. También que los inventarios de la industria estaban prácticamente en cero; ya que durante 15 días los productores no pudieron entregar la leche

Ante ello, según Ferreira la industria tuvo que hacer uso de la leche en polvo que tenían en existencia para no perder el mercado a nivel nacional.

“Aunado a este problema el tema climático durante los meses de octubre, noviembre y enero son factores que influyeron en la baja de la producción de leche. Prueba de ello es que los artesanales están pagando precios entre 12 y 13 lempiras, que históricamente no se habían llegado a estos precios“.

Finalmente, aseveró que en el país no ha habido escasez de interés en el tema de mercado interno. “Estamos con baja producción pero asegurando el abastecimiento de producto nacional”, afirmó el funcionario.

La producción actual de la producción de leche en Honduras anda entre 700 a 800 mil litros diarios. Esto, con base a los cálculos que se hacen en el tema de retención de los fondos de competitividad.

Sin embargo, la SAG espera que para los meses de mayo y junio que es la época de alta producción se comience a producir normalmente, y llegar a los 2 millones de litros al día.

Acuerdo ministerial

Es oportuno mencionar que el Gobierno de Honduras, a través de la SAG, autorizó  a la industria la importación de 11,000 toneladas métricas de leche en polvo y descremada, equivalente a 2.2 millones de quintales.

A lo anterior se agregan 2,750 toneladas métricas de grasa butírica, o sea 55,000 quintales. En total la industria procesadora de la leche importará 13,750 toneladas métricas, equivalente a 2, 750,000 quintales.

Lo anterior, está contemplado en el acuerdo ministerial 012-2018 publicado en el diario oficial La Gaceta 34,571 del pasado 17 de febrero. En ese sentido, de acuerdo al documento se estaría importando alrededor 3,300 toneladas de leche entera en polvo. Además, 7,700 toneladas de leche descremada y 2,750 toneladas de grasas butíricas.

Según el acuerdo, la industria mediante notas del 3, 5 y 16 de enero de 2018 expuso que debido a la crisis política generada en el país, se han presentado problemas en el suministro de leche que se utiliza para la elaboración de los distintos derivados, siendo afectadas las empresas procesadoras.

Al mismo tiempo agregan que debido a la alta precipitación y baja temperatura; la cual predominó en los meses de noviembre y diciembre pasado. Esto generó una baja en los volúmenes y la calidad de la leche producida en la zona Atlántica del país.