ATLÁNTIDA. Este martes, las autoridades hondureñas lograron capturar a dos hombres en la Residencial Los Olivos de La Ceiba, entre ellos, a uno de los reos fugados de la cárcel de Támara, en Francisco Morazán.

Los aprehendidos responden a los nombres de Franklin Aguilar Cruz, nombre que se verificó posteriormente en la base de datos de los fugados de la referida penitenciaría y se constató que se trata exactamente de Kevin Gabriel Galeas Rodríguez de 31 años de edad, alias «El Gemelo», originario de La Ceiba y residente en San Pedro Sula.

Asimismo al segundo capturado se le reconoció en primera instancia, como Víctor Jadiel Fuentes Orellana; sin embargo, al revisar en la base de datos, se observó que el nombre correcto es Daniel Xatrux Urbina, alias «Slimer», originario de La Ceiba y residente en San Pedro Sula.

A los antes mencionados se les decomisó dos fusiles AR-15, sin serie, dos pistolas 9mm, tipo escuadra y una marca Kama, serie T1102-06502732, Otra Marca Taurus, serie TZD 15121. Así también, seis cargadores de fusil AR-15, 62 proyectiles de 5.56mm, tres cargadores de pistola 9mm, 69 proyectiles calibre 9mm, un vehículo tipo camioneta, marca Honda CRV, color negro, placa 5211 y tres celulares de diferentes marcas.

Se dijo que los supuestos miembros de la pandilla 18 serán remitidos a la fiscalía de turno por suponerlos responsables de los siguientes delitos: Portacion ilegal de armas, asociación ilícita, evasión, usurpación del Estado civil y usurpación de uso de nombre supuesto.

Es importante decir que la acción se llevó a cabo por la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), regional de La Ceiba, Atlántida, en el marco de las operaciones de la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA), mediante una operación de vigilancia y seguimiento.

Uno de los 18 fugados en la prisión de Támara
Uno de los 18 fugados en la prisión de Támara

 

Fusina: Se aumentaría recompensa por fugados de Támara

El pasado 20 de mayo, la FUSINA indicó que es cuestión de tiempo para recapturar a los privados de libertad. Es decir, aquellos que se fugaron del Centro Penitenciario Nacional.

Para lo cual las autoridades a través de la Fuerza Nacional Antiextorsión (FNA), están ofreciendo 300 mil lempiras. Esto, por información fidedigna que contribuya a su detención, afirmó el subcomisionado Hernández.

En rueda de prensa del portavoz de la Secretaría de Seguridad, subcomisionado Julián Hernández, anunció que para apresurar la detención de los fugitivos, si es necesario podrían aumentar la cantidad de la recompensa. Asimismo, sumado a que los organismos de seguridad del Estado no descansan en la búsqueda y rastreo de los fugados.

FUGADOS EN TÁMARA

Fusina también ofreció un informe sobre los resultados en la lucha contra la delincuencia. La Fusina es integrada por las Fuerzas Armadas (FF AA), la Policía Nacional (PN), el Ministerio Público (MP). Además, Migración, la Dirección Nacional de Investigación e Inteligencia (DNII) y la Corte Suprema de Justicia.

Durante este período realizaron las siguientes actividades: detuvieron a 129 personas por diversas faltas y delitos. Además, apresaron a 32 por violencia doméstica, 14 por violencia intrafamiliar. También, 15 por portación ilegal de armas, 12 por tráfico de drogas y ejecutaron 42 órdenes de captura. Asimismo, desarticularon dos bandas delictivas de alto impacto, 19 armas de fuego decomisadas, destruyeron dos plantaciones de marihuana.

Además, decomisaron 5,000 plantas de la misma droga, incautaron 6,043 libras del alucinógeno, con un costo aproximado al medio millón de lempiras.

Dentro de las operaciones retuvieron a 21 migrantes de Pakistán, Eritrea, Ghana, Nicaragua, El Salvador y Colombia. Como también recuperaron cinco vehículos y cuatro motociclistas con reporte de robo. Entre las armas incautadas figuran fusiles AR-15, AK-47 y subametralladoras mini-Uzi. Además, se realizaron tres operaciones de traslado de privados de libertad. Esto, en apoyo a las autoridades del Centro Penitenciario Nacional de Támara, con un total de 887 internos. Y detuvieron a cuatro menores que se habían fugado de un centro de prevención.