Atentan contra conductor de «rapidito» frente al Hospital San Felipe

178
rapidito
El conductor de rapidito tras recibir dos impactos de bala, sobrevivió al ataque.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. El rubro del trasporte volvió a ser víctima de la violencia,  luego de que desconocidos atentaran contra un conductor de rapidito frente al hospital San Felipe de la capital.

La víctima responde al nombre de Cristian Eden Álvarez de al menos 35 años de edad, quien fue trasladado a la emergencia del Hospital Escuela. El atentado se realizó con arma de fuego, dejando alrededor de nueve impactos de bala en la unidad de rapidito.

Lea también: Ultiman a dos hermanos en el departamento de La Paz

Conductor sigue con vida

Pese a los múltiples disparos, 6 en la parte frontal y 3 en el costado de la unidad, el conductor sobrevivió al ataque.

Según informaron las autoridades del máximo centro asistencial del país, el estado de salud de Cristian Álvarez es estable. “Ya fue revisado por el personal médico de emergencia y se determinó que solo necesita rayos x”, indicó la encargada de comunicaciones del Hospital Escuela.

“Recibió dos impactos de arma de fuego una rozo su cabeza y la otra impactó en su muñeca”. Al tiempo que enfatizó que no presenta riesgo alguno para la salud de la víctima.

Con respecto a los pasajeros, ninguno resultó herido, no obstante, reaccionaron consternados con el hecho.

Asimismo, la unidad cubría la ruta entre la colonia El Carrizal, el Centro y La Sosa. Además, se constató que varios pasajeros abordaban la unidad al momento del ataque.

Familiares de la víctima se trasladaron hasta el Hospital Escuela a la espera de que este sea dado de alta.

Hasta ahora se desconoce más información sobre el atentado; sin embargo, las autoridades aseguran que ya han iniciado con la  investigación. De forma extraoficial, se maneja que ataque obedece al cobro de extorsión.

SÉPALO

El rubro del transporte es uno de los más golpeados por la delincuencia cuyos empleados están expuestos a recibir atentados de parte de grupos criminales que actúan de esa manera si hay una negativa a pagar la extorsión que popularmente se conoce como impuesto de guerra.