La primera semifinal del Mundial de Rusia entregó el duelo de candidatos. Bélgica llegó al compromiso de San Petersburgo con la placa que augura su potencial ofensivo al consolidarse como el equipo más goleador del torneo. Francia, en tanto, arribó al encuentro con la misión de revalidar el brillo de sus estrellas, al contar con el plantel más caro.

En los primeros minutos el que tomó la iniciativa fue el elenco comandado por RobertoMartínez. La categoría de Eden Hazard era la herramienta principal de los Diablos Rojospara amenazar a los galos. El dominio territorial de los hombres de colorado obligaban a los de Deschamps a apostar por los contragolpes interpretados por Pavard, Mbappé y Griezmann.

Cuando el cronómetro de Andrés Cunha marcaba el cuarto de hora, la sociedad compuesta entre Hazard y Kevin De Bruyne generó la ocasión más clara para abrir el marcador, pero la definición del astro del Chelsea fue desviada. En contrapartida, un remate de media distancia de Matuidi sirvió para exponer la seguridad de Courtois.

A medida que avanzaba el espectáculo Hazard tomaba mayor protagonismo. Sus incisivos ataques despertaban suspiros en las tribunas, aunque la escena que hizo volar a Lloris. Llegó a través de un remate de Alderweireld. El arquero del Tottenham se lució con una maniobra extraordinaria que mantuvo la paridad. De todos modos, Bélgica jugaba y gustaba. Sólo le faltaba concretar su llegada a la red.

Los centros de Pavard y las asistencias de Mbappé no eran suficientes para que Olivier Giroud concrete. El delantero intentó de cabeza y de derecha, pero todas sus definiciones facilitaron la tarea de los defensores belgas. Las limitaciones del atacante eran compensadas con las proyecciones del destacado lateral del Stuttgart, ya que antes del descanso exigió a Courtois con un remate que merecía tener destino de gol. A pesar de la ausencia de tantos, Bélgica y Francia animaban un partidazo.

En el complemento Le Blau dio el golpe. Un tiro de esquina ejecutado por Griezmann encontró la cabeza de Umtiti y el 1 a 0 despertó la euforia francesa. Además, los lujos de Mbappé le aportaban una cuota de estética a la victoria que no paraban de sorprender.

Los remates de Witsel continuaban convirtiendo a Lloris en figura, mientras que el sacrificio de Giroud, Matuidi y Pogba contribuía a cortar el circuito ofensivo belga. Las salidas de Fellaini y Dembele por Carrasco y Mertens intentaron darle mayor velocidad a los ataques de los Diablos Rojos, pero los de Deschamps continuaban con su pragmatismo aferrados a su victoria.

Con el triunfo garantizado, la generación francesa buscará tomarse revancha del título que se le escapó hace dos años en la Eurocopa que organizaron. En 20 años, los galos disputarán su tercera final. Tras la consagración de 1998 y la desilusión de 2006, Francia tendrá la oportunidad de bordar su segunda estrella ante Croacia Inglaterra.

PREVIA:

Francia y Bélgica, solo uno de los dos seguirá con vida hoy en el Mundial Rusia 2018. San Petersburgo será el escenario donde galos y belgas darán batalla; para conseguir el preciado boleto a la ansiada final de la Copa del Mundo del próximo domingo 15 de julio.

Francia derrotó a Uruguay por 2-0 gracias a una gran actuación de Antoine Griezmann, quien dio el centro para el gol de Varane y provocó el error del arquero Fernando Muslera. El combinado galo no pasó muchos apuros ante su rival.

Todo lo contrario le pasó Bélgica. Brasil dominó todo el encuentro pero los belgas estuvieron certeros de cara al gol. Primero generaron un autogol de Fernandinho. Luego, Kevin De Bruyne puso el segundo. Descontó para el ‘Scratch’, Renato Augusto.

El encuentro entre Francia y Bélgica se llevará a cabo este martes de 10 de julio a la 12:00 p.m. hora de Honduras desde el Zenit Arena de San Petersburgo.

La selección de Francia va por su segundo título Mundial y Bélgica buscará jugar por primera vez en su historia una final. El partido es de pronóstico reservado.

Probables formaciones:

Francia: Hugo Lloris; Benjamin Pavard, Raphael Varane, Samuel Umtiti, Lucas Hernández; N’Golo Kante, Paul Pogba, Blaise Matuidi; Kylian Mbappé, Antoine Griezmann, Olivier Giroud. DT: Didier Deschamps.

Bélgica: Thibaut Courtois; Toby Alderweireld, Vincent Kompany, Jan Vertonghen; Nacer Chadli, Axel Witsel, Marouane Fellaini (o Dries Mertens), Yannick Ferreira-Carrasco; Kevin De Bruyne, Romelu Lukaku, Eden Hazard. DT: Roberto Martínez.

Árbitro: Andrés Cunha (Uruguay)