26.6 C
San Pedro Sula
miércoles, mayo 18, 2022

FOSDECH: “Impuesto aplicado a combustibles sólo beneficia a pocos”

Debes leer

HONDURAS. Para los economistas del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo Social de Honduras (FOSDECH), en el país hay una política fiscal perversa, debido a que se están aplicando impuestos indirectos en el tema de los combustibles que sólo están beneficiando a unos pocos y perjudicando a los que menos tienen.

En ese sentido, Ismael Zepeda, experto del FOSDECH, explica los puntos que plantean en el tema de los combustibles. Los aumentos consecutivos en el precio de los carburantes es una situación que aqueja a la mayoría de la población. Eso, porque cada vez que eso sucede se elevan los costos de vida en el país.

En relación a eso, Zepeda asegura que el impuesto cobrado por el gobierno a cada combustible se incrementó doblemente. Lo anterior, se viene dando desde el 2013 que fue aprobado el decreto 278-2013, donde se aprobó dicho impuesto.

De igual forma, cuestionan que ese es un impuesto que está dolarizado. Por lo que cada vez que el lempira se devalúa frente al dólar el costo de ese impuesto se eleva.

“Esa es otra ganancia que tiene el gobierno”, señaló Zepeda. Asimismo, detalló que ese impuesto casi ronda el 33% del valor del precio del galón actual de la gasolina súper.

 Alrededor del 28% de la gasolina regular y alrededor del 20% del diesel. Por lo que en valores concretos, dichos porcentajes son $1.41 de impuesto en la gasolina súper. Lo anterior, se aplica por galón consumido. $1.20 por la gasolina regular y 86 centavos por el diesel. Es decir que si se hace el cambio a lempiras, el impuesto en la súper anda en los 34 lempiras.

Le puede interesarComisión Depuradora anuncia más despidos de agentes en la Policía Nacional

FOSDEH: “Debe existir un impuesto variable”

“Eso significa alrededor del 33%. Esa estructura de impuestos en combustibles lo que genera es que el impacto del precio Internacional lo recibamos directamente. Lo anterior, se produce por no tener un impuesto menor”, indicó.

A efecto de eso, explicó que una de las propuestas del FOSDECH es que haya un impuesto variable. Es decir, que si el precio internacional se incrementa, el impuesto que aplica el gobierno automáticamente, se reduzc o sino tratar de ajustarlo con el gasto de la administración central.

Sin embargo, reveló que el problema es que ya está presupuestado para este 2018 más de 13,000 millones de Lempira. Cantidad de dinero que será captada solo por impuesto a los combustibles. Ese es el monto que está proyectado a recaudar a través de esos impuestos.

“Prácticamente es como un ingreso fijo. Esos tributos para el 2018 es lo que se tiene presupuestado 13,000 millones de lempiras. El impuesto fue establecido en el decreto 278-2013 sin ningún tipo de consideración y sin ningún tipo de análisis, sólo con el objetivo de recaudar”, criticó.

Falta de transparencia en la utilización de los recursos captados por dicho impuesto

De igual forma, precisó que el problema es que no se sabe cómo se están utilizando esos recursos. “Cómo entran a una caja única no se sabe a ciencia cierta a dónde van a dar esos fondos. Es decir, tanto por ciento para inversión pública, a Salud, Educación”, remarcó.

También dijo que otro de los problemas es que tampoco se transfiere la cantidad establecida para el Fondo Vial.  “Cuando se creó el Fondo Vial en el año 1,998 de todo lo que se recaudaba, el 40% tenía que ir a esa institución. Eso, para que realizará proyectos de construcción, reparación y mantenimiento de las carreteras. En ese tiempo se recaudaban entre 8,000 y 6,000 mil millones de lempiras por ese impuesto, claro, es que eran menores los impuestos. El asunto es que nunca le dieron el porcentaje qué le tenían que dar al Fondo Vial”.

“Sólo le daban casi para mantener la burocracia. El ejemplo de este 2018 es que de esos 13,0000 millones se tenía que dar el 40% al Fondo Vial. Eso venía siendo alrededor de 5,500 millones. Sin embargo, sólo se le asignaron 600 millones de lempiras”, reveló Zepeda.

Con respecto a eso, añadió que debido a esa situación, después vienen los préstamos con organismos internacionales para las carreteras. La concesiones de las carreteras hondureñas y la instalación de casetas de peaje a nivel nacional.

Energía y combustibles son los motores que impulsan la economía nacional

A consideración del economista, la energía y los combustibles son el motor que impulsa la economía de Honduras.  Por lo que al momento de tener impuestos altos, los productores van a trasladar al consumidor final ese costo. Por ende se van a encarecer bienes y servicios de la canasta básica.

En cuanto a eso, esperan que el Banco Central realmente registre la inflación que se dará a finales de mayo.

“Posiblemente para el final del 2018 es que se sobrepase el 5% programado para la inflación. Eso, se dará si no existe una reestructuración o se merma el impacto de esos de esos costos”, advirtió.

“Como es un impuesto dolarizado en la depreciación de lempira frente al dólar más bien va incrementando. Se tiene que el galón de gasolina súper el consumidor va a pagar $1.41”, reiteró.

Recomendaciones

Para solventar la situación de los combustibles y sus altos costos, el FOSDECH hace algunas recomendaciones. Entre esas recomendaciones señala tener un impuesto variable.

Es decir, que si el precio internacional incrementa, el impuesto establecido por el gobierno debería de reducirse. Lo anterior podría dejar algunas repercusiones como una menor recaudación de parte del Estado o una mayor regulación en el gasto del gobierno.

Otro aspecto que genera incertidumbre en dicho tema, según el FOSDEC, es la fórmula que se utilizar para establecer precios. Eso, debido a que no se sabe nada del procedimiento que se implementa para determinarla.

“Cómo no se maneja transparentemente, no se sabe con cuánto se está quedando el transportista, cuánto se queda el gasolinero o el importador. Eso genera una percepción que sea una gran ganancia para pocos y perjudicando la economía hondureña”, puntualizó.

Importancia de la aprobación de la nueva Ley de Hidrocarburos

Por otro lado, Zepeda, dijo que es importante que se apruebe la Ley de Hidrocarburos,  normativa que duerme el sueño de los justos en el CN desde hace mucho tiempo. Eso, porque mientras no se apruebe dicha legislación se mantendrá la especulación en el precio de los combustibles. “El problema porque no se aprueba la ley es que se eliminaría los precios fijos de ganancia, precios de ganancia que supuestamente tienen los transportistas y los importadores”.

“En segundo lugar, sería la calidad que se le está vendiendo al consumidor, o sea, el octanaje que tiene cada gasolina debería de variar para buscar la mayor calidad. Por ende , a la mayor potencia menor es el daño al motor que tiene un vehículo”, sugirió.

Entre tanto, afirmó que a nivel internacional el precio del barril del crudo ha incrementado en los últimos 10 meses. Por dicha situación el barril está llegando a más de $70. Por tal razón, Honduras al ser netamente importador no se tiene ninguna injerencia en establecer el precio a nivel internacional.

“La situación es el impuesto tan alto que se tiene en Honduras, eso hace prácticamente dos cosas: una es que Honduras es el segundo país con los impuestos más altos de la región  en el consumo de gasolina y dos es que sigan los precios altos en el mercado nacional, finalizó Zepeda.

Honduras segundo país de C.A con los impuestos más altos a los carburantes

Honduras aplica 55 centavos de dólar que representan 13 lempiras más al galón de gasolina superior que lo aplica Nicaragua. Además, 49 centavos, uno s11.68 lempiras más de lo que aplica El Salvador y 33 centavos, o sea, ocho lempiras más que en Guatemala.

La diferencia en la regular es de 20 a 40 centavos de dólar con respecto a Guatemala y El Salvador. Lo anterior equivale entre cinco y 10 lempiras más por galón.

El impuesto a los carburantes en Honduras es fijo, pero está dolarizado. Es decir que cada vez que el lempira se devalúa, el impuesto aumenta.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido