Forbes destacó a Jaime Rosenthal como un hombre de estrategia, visión y crecimiento

1338
Jaime Rosenthal
“Las empresas deben diversificarse hacia todos los negocios con potencial futuro", dijo don Jaime Ronsethal (QEPD).

Forbes, una de las más destacada revistas de negocios en el mundo, realizó en 2014 un reportaje a don Jaime Rosenthal Oliva, recordado hoy por ser un pionero en la diversificación de empresas.

El crecimiento empresarial, estrategias visionarias y la creciente generación de empleos son factores que don Jaime Rosenthal desarrolló durante su amplia trayectoria en el mundo de los negocios.

Mismos que fueron objeto de atención para Forbes, quienes plasmaron en sus destacados artículos la vida empresarial de tan reconocido personaje hondureño. Es por ello, que Diario TIEMPO Digital recuerda tan desatacada entrevista. A continuación el reportaje:

Lea también: Aplausos en último adiós para el hombre que soñó con una Honduras próspera y plural

Reportaje íntegro de Forbes sobre Jaime Rosenthal Oliva: 

«Con el semblante calmo y pensativo, Jaime Rosenthal Oliva, presidente de Grupo Continental, viaja hacia la Fundación Biológica Educacional Jaime Rolando Rosenthal Hidalgo con César y Carlos, sus hijos y presidentes de seis de las empresas que conforman Grupo Continental.

Después de 40 minutos de trayecto, el banquero y sus hijos llegan a la finca de 750 hectáreas.

Lo primero que observa Jaime Rosenthal es el tamaño de los cientos de árboles de caoba y teca, que espera que en 15 años tengan el crecimiento necesario para ser vendidos como madera preciosa.

Pero ése no es el motivo principal de su visita a la finca; le interesa saber las últimas estadísticas de reproducción de los cerca de 12,000 cocodrilos que ahí habitan.

Se trata, ni más ni menos, de su negocio número 36, del cual espera que en el futuro firmas como Gucci, Cartier o Louis Vuitton se interesen y beneficien de la elaboración de pieles.

Por lo pronto, se encuentra afinando un proyecto de escuela para artesanos de la piel, que tiene como objetivo dar empleo a familias hondureñas. Además, preparar la mano de obra calificada que se requerirá cuando el negocio madure.

Hasta el día de hoy los cocodrilos sólo le han heredado pérdidas, reconoce el presidente de Grupo Continental. Pero considera que hay un gran potencial en el mercado de lujo. Un cocodrilo muerto vale 300 dólares, una cartera de lujo entre 4,500 y 5,000 dólares.

¿Qué hace un banquero y “político” con más de una treintena de empresas apostando por una granja de cocodrilos en la que ha invertido 5 millones de dólares (mdd) y que no tiene fecha de cumplimiento de retorno?

“Las empresas deben diversificarse hacia todos los negocios con potencial futuro y pensar en el largo plazo, aunque hoy solamente registren pérdidas”, asegura Jaime Rosenthal.

No es la primera vez que el empresario hondureño levanta un negocio con pérdidas. Décadas atrás, las televisoras eran controladas por un solo grupo empresarial, Televicentro.

Y, en aquel momento decidió competir con éste a través de Canal 11, al que le dedicó recursos por mucho tiempo sin ver ganancias. Hoy es uno de los más vistos de Honduras.

Algo similar sucedió con la empresa Cablecolor, la que convirtió en un sistema de última generación que transmiteiInternet y telefonía. Además de otros servicios digitales.

“Cuando usted va a invertir en una empresa productiva tiene que perder más de un año; es parte del punto de equilibrio. Ninguna fábrica empieza a ganar desde el primer año”, asegura el empresario hondureño; quien hizo suya esta tesis del Premio Nobel de Economía Paul Samuelson, su profesor en la década de los cincuenta en el Massachusetts Institute of Technology (MIT), donde estudió Ingeniería Civil.

Yankel Rosenthal, un migrante judío-ruso que huyó de la guerra en Europa en la primera mitad del siglo XX, también tuvo que ver en lo que él llama “un crecimiento excesivamente diversificado” de sus empresas.

Junto con un socio estadounidense Alvin Barrett, pusieron en marcha en Honduras la firma Distribuidora Barrett, que representaba en Centroamérica a compañías como Nestlé, Kellogg’s, Goodyear, entre otras multinacionales.

Además pusieron en marcha una aseguradora que dio pie a lo que hoy es Grupo Continental, haciéndose casi de manera simultánea de sus brazos financieros: Inversiones Continental y Banco Continental.

Pero la diversificación de sus empresas no podría tener lugar sin lo que Jaime Rosenthal llama la clave de los negocios, “que es la austeridad”.

Esto, es lo que le permite no endeudarse de más y gozar de una buena calificación crediticia, asegura. Hoy, Grupo Continental tiene una calificación A, de acuerdo con el análisis de la clasificadora de riesgo Equilibrium.

El total de sus obligaciones de deuda hasta junio de 2013 apenas significaba 27 % de sus pasivos totales, y su flujo de operación (EBITDA) representaba 0.65 veces de la deuda financiera de corto plazo más la de largo plazo neta; es decir, el corporativo goza de una saludable posición financiera, lo que le permite generar márgenes de rentabilidad positivos.

“Antes de realizar inversiones se debe tener cuidado con nuestra capacidad de pago y la obtención de financiamiento a los plazos y costos apropiados para no entrar en problemas financieros en el grupo”, se menciona en el documento “Política de inversiones del Grupo Inversiones Continental”.

Lea también: Diarios impresos y digitales de Honduras reconocen legado de don Jaime Rosenthal