FNRP convoca a un paro cívico popular el jueves 1 de octubre

246

TEGUCIGALPA. La dirigencia del  Frente Nacional de Resistencia Popular (FNRP) y el movimiento de Indignados a nivel nacional convocaron hoy a un paro cívico popular el próximo 01 de octubre en protesta a los diversos problemas que afectan a la sociedad hondureña.

 Entre las peticiones de la protesta convocada están la instalación de la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Honduras (CICIH); para investigar y castigar a los responsables directos de la impunidad y la corrupción que estamos viviendo actualmente en el país.

 Asimismo, denunciar nacional e internacionalmente la pretensión de Juan Orlando Hernández y del Partido Nacional de imponer por siete años más una Corte Suprema de Justicia (CSJ), que significa siete años más de impunidad.

Además condenarán “la descarada persecución política contra el periodista y abogado David Romero Ellner, director de Noticias de Radio y Globo TV” con la intención de detener más violaciones flagrantes a la Libertad de Expresión en el país.

En esta jornada de protesta se denunciará la represión contra los pueblos originarios, campesinos, mujeres y jóvenes que luchan por la tierra, soberanía alimentaria y la defensa de los Recursos Naturales.

20150929160033

“Exigimos al Congreso Nacional se debata de inmediato la Ley de Reforma Agraria Integral, de la que dependen la vida de millones de compatriotas en el campo que no tiene acceso a la tierra, créditos justos, asistencia técnica, tecnología y demás programas públicos para activar el agro del país”, dijo en una conferencia de prensa Rafael Alegría.

Se protestará además en solidaridad con los estudiantes de secundaria y universitarios por mejores condiciones académicas y mayor y mejor acceso a la educación superior pues según las estimaciones con mecanismos arbitrarios han excluido a cerca de 100,000 estudiantes.

La protesta incluye las medidas económicas adoptadas con los mandatos del Fondo Monetario internacional (FMI), que han significado los despidos de miles de empleados públicos pudiendo llegar a la pérdida de 30,000 puestos de trabajo en los próximos meses, entre otras demandas.

Cabe recordar que este llamado se hizo extensivo a todos los sectores organizados de Honduras, como ser: transportistas, maestros, gremios sindicales, enfermeras, estudiantes, taxistas, y padres de familia, entre otros.