Fiscal pide no indemnizar a hondureño que se salvó de la inyección letal

73
hondureño que se salvó de la inyección letal
Clemente Aguirre.

REDACCIÓN. Clemente Aguirre Jarquín es un hondureño que estuvo preso injustamente en Estados Unidos por caso 15 años.

El pasado 11 de enero, los abogados de Clemente solicitaron que recibiera una restitución en virtud del acta de compensación para víctimas de encarcelamiento injustificado.

Dicha ley otorga 50 mil dólares anuales a aquellos que encarcelaron injustamente. En ese sentido, en caso de aprobarse la indemnización, Aguirre tendría derecho a al menos 700 mil dólares.

Negativa

Sin embargo, el fiscal estatal de Seminole-Bravard, Phil Archer, recientemente presentó una moción con la que busca que nieguen la indemnización al hondureño.

Además, aseguró que aún hay “pruebas sustanciales” de que el hondureño cometió los asesinatos de sus vecinas Cheryl Williams y Carol Bareis, en junio de 2004, por lo harían un nuevo juicio.

Por su parte, Josh Dubin, uno de los abogados de Clemente Aguirre, lamentó que el estado de Florida trate de negar un derecho: «sus razones para tratar de hacer esto son casi tan absurdas como su decisión de volver a procesarlo en primer lugar», puntualizó.

La última palabra la tendrá un juez de derecho administrativo, quien decidirá si la petición es o no aprobada.

Narración de Clemente sobre su experiencia en la cárcel

Como se mencionó anteriormente, Aguirre pasó en la cárcel por un crimen perpetrado en el año 2004 donde les quitaron la vida a dos mujeres identificadas como Cheryl Williams y su madre Carol Bareis.

Pretender ayudar a las víctimas casi le costó la inyección letal

El hondureño dijo que él era amigo de las víctimas. Por tanto, al ver que la puerta la casa de las ahora occisas estaba abierta decidió ingresar y tomar el cuchillo que el que habían sido asesinadas porque pensaba que todavía se encontraba ahí el perpetrador del hecho.

El hondureño pasó injustamente desde el 2004 preso en una cárcel y pesaba una condena a pena de muerte. Pero esta se revocó tras pruebas que determinaron que el ADN de la nieta e hija de las víctimas también se encontraba en la escena del crimen.

Sumado a esto, la responsable del doble asesinato contó en confianza a una de sus mejores amigas que había cometido el hecho. Pero la confidente de la asesina declaró a las autoridades y terminó salvando al hondureño.

¿Cómo es el corredor de la muerte?

“Tres de mis amigos se suicidaron”, dijo entre lágrimas. Asimismo, reveló que conoció a muchos que murieron por la inyección letal.