La FIO aboga por el diálogo en Honduras para lograr una estabilidad

303
FIO
Cabe señalar que el cuerpo rector de la FIO, respaldó las iniciativas desplegadas por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Autoridades de la Federación Iberoamericana de Ombudsman (FIO) informaron que se encuentran abogando por que se realice el diálogo  en el país.

Lo anterior, con el fin de lograr la estabilidad social de la población hondureña. Así como la protección de la democracia, que ha servido al país para conducir su progreso y desarrollo social. Especificaron los lideres de esta organización.

Cabe señalar que el cuerpo rector de la FIO, respaldó las iniciativas desplegadas por el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, Roberto Herrera Cáceres. Esto, con el fin de fortalecer la institucionalidad de los procesos democráticos, la convergencia del consenso hacia la reconstrucción social, así como la aceptación social del mandato expresado en las urnas.

Te puede interesar: La ONU anuncia diálogo con opositores para este miércoles

Presidenta de la FIO, Iris Ruiz Class

Iris Ruiz Class, Presidenta de la FIO,

La presidenta de la FIO, Iris Miriam Ruiz Class, explicó que la entidad defensora de los derechos humanos en el hemisferio ha estado muy atenta al desarrollo de los eventos tras el proceso eleccionario en Honduras.

Cabe añadir que Ruiz Class también detalló que la intervención del defensor del  pueblo hace hincapié en proteger la constitucionalidad. Además, de la convivencia y el respeto al derecho humano de la ciudadana hondureña.

“Como cuerpo rector hacemos votos por la estabilidad social en la hermana República de Honduras”, señaló.

Posteriormente, dijo que “apoyan al defensor Roberto Herrera Cáceres en sus gestiones para la protección de los derechos humanos. Así como el fortalecimiento de la convivencia y pluralismo, en Honduras”.

Sin embargo, la FIO reconoció la labor ya desplegada en la defensa de la libertad de prensa, el rechazo al discurso de la confrontación. Así como del odio y la amplia convocatoria al diálogo como protección a la democracia, a la seguridad y a la dignidad de los ciudadanos.

Ruiz Class, comentó que «en momentos convulsos, el defensor del pueblo ha sido la voz consecuente de la concordia, el respeto y el consenso».

«Su labor es imprescindible para unir voluntades hacia la conciliación nacional. Así como el empeño para enfrentar con aplomo y serenidad. Además, los retos que impone la vigorosa defensa de los derechos humanos», apuntó. «Incitar a la discriminación y la violencia es una negación de la dignidad humana», concluyó.