23 C
Honduras
sábado, octubre 16, 2021

Según financiera de EEUU: ¿Cuántos días resistirá su negocio sin ganancias?

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La lucha por sobrevivir ante el COVID-19 no se limitó a los hospitales; la economía hondureña se está yendo en picada y los empresarios deberán idear un plan de acción en búsqueda de salvar sus negocios de las garras de la quiebra.

Los propietarios de las compañías están solos. A pesar de las peticiones del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) de un paquete de medidas fiscales para aliviar la ausencia de ingresos, el Gobierno actúa a oídos sordos.

Al ciudadano común se le estaría otorgando, según se validó desde el Poder Ejecutivo, un período de tres mes sin pagos de interés o préstamos a la banca. También tendrá 30 días de internet gratuito y algún paquete de alimentos, si llega.

Pero, ¿de qué le servirá, si las repercusiones de tantos días de cierre forzado, causan que el patrono realice despidos masivos, cancelaciones de contratos o la clausuración de la empresa?

Un estudio que realizó la empresa financiera JP Morgan Chase indica cuánto tiempo aguantaría un negocio sin entrada de dinero, dependiendo su rubro, antes de verse obligado a desaparecer. Dejando así, desamparados a los colaboradores en un mercado laboral sin oportunidades.

Para entrar en perspectiva vale decir que, según esa investigación, la mitad de las empresas no podrían seguir abriendo tras un mes de inactividad en ingresos.

Se anticipa que la totalidad de pequeñas y medinas empresas (PYMES) quebrarían antes del día 28 de gastos sin respuesta de ganancias.

De igual interés: Hoy atiende la banca; recomendaciones para evitar contagio de COVID-19

Restaurantes, de los más vulnerables

En primer lugar, el gráfico de resultados indica que 25 % de negocios ni siquiera volverían a atender después de 13 días. Seguido, empieza con un desglose específico.

Ahora bien, un dicho popular dice que «la comida siempre es rentable». Esa opinión podría no estar alejada de la realidad, pero, como es entendible, es una grave incidencia el no poder salir a vender; o, estar listos para ofrecer, pero no tener demanda por medidas de toque de queda.

Los restaurantes sólo podrían soportar 16 días de gastos tras la paralización de sus ganancias. Eso sí, esas dos semanas más un par de días extras, estarían sujetas a que los dueños mantuvieran previamente guardado capital financiero producto de ventas diarias.

Por ejemplo, hace unos días trascendió en redes sociales que un grupo de comidas rápidas habría terminado los contratos de sus empleados por un período de 120 días.

De ser veraz la información, esa empresa no aguardó ni siquiera los 16 días. No obstante, en ese caso no se debería a la ausencia de capacidad económica, sino a la previsión de que la crisis por COVID-19 se alargará y no se podrá trabajar con normalidad.

Reparaciones, ventas al por menor y construcción: no sobrevivirían tres semanas

En el siguiente escalón de la lista están los negocios que se dedican a reparación y mantenimiento de artículos. Según el análisis de JP Morgan Chase, los jefes de esos recintos postergarían el cierre a dos días más tarde que los restaurantes. (18).

Seguido, está el rubro de «retail» que es el término en inglés para la venta al por menor. Es decir, las tiendas que se dedican a la venta de mercadería al detalle continuarían «vivas» por 19 días.

Las empresas que se dedican a la industria de construcción caerían al vigésimo día (20). Dos decenas serían más que suficientes para no poder seguir. Cabe destacar que, en esta área, la cantidad de trabajadores necesarios son muchos, lo que representa un flujo de gasto alto en cuestión de salarios.

Como dominós: entre el día 21 y 23 también sucumben los proveedores de servicios personales y los mayoristas

La lista continúa planteando que, tras 21 días, no sería viable seguir en operación para las compañías dedicadas a personal services. Es decir los servicios personales, aquellos que buscan satisfacer las necesidades más específicas de los clientes.

En ese sentido, se puede proponer como ejemplo las lavanderías, barberías, servicios de limpieza, o de catering (servicio de atención alimenticia en domicilio). Tres semanas sin que el teléfono suene solicitando el trabajo y éstas empresas están out (fuera) del mercado.

Dos días y noches más (23), y quizá con dificultad y extenuante esfuerzo, tendrían capacidad de persistir los wholesalers, o sea, aquellos que tienen un puesto que comercio al por mayor.

Más noticias

Últimas Noticias

Abrir anuncio

Close
error: Contenido Protegido