Feligreses mataron al hombre que abrió fuego en iglesia en Texas

334
Feligreses de una iglesia del estado de Texas dieron muerte al hombre armado que abrió fuego el domingo durante la misa a la que asistían.

EEUU. -Feligreses de una iglesia del estado de Texas dieron muerte al hombre armado que abrió fuego el domingo durante la misa a la que asistían en Fort Worth, tiroteo que dejó a otra persona fallecida y una tercera en estado crítico, dijo la policía local.

El atacante ingresó a la West Freeway Church of Christ, en White Settlement, un área suburbana de Fort Worth. En ese momento se desarrollaba el servicio religioso matinal.

«Un par de miembros de la iglesia devolvieron el fuego», dijo a la prensa J.P. Bevering, jefe de policía de White Settlement. Esos disparos golpearon al sospechoso, quien murió en el lugar, dijo.

Policía felicita a feligreses

Una de las víctimas del atacante murió en el hospital local y otra se encuentra en estado crítico, agregó Bevering. El elogió «las acciones heroicas de los parroquianos».

El FBI dijo que estaba investigando los motivos del ataque.

«Los lugares de culto deben ser sagrados, y agradezco por los feligreses de la iglesia que actuaron rápido para abatir al atacante. Ayudaron a impedir la pérdida de más vidas», dijo en un comunicado el gobernador de Texas, Greg Abbott.

El sábado, en un barrio residencial de Houston, una de las principales ciudades del estado de Texas, al menos dos personas murieron y siete resultaron heridas tras recibir disparos durante el rodaje de un video musical en el que participaban hombres veinteañeros de ascendencia hispánica.

Nota relacionada: https://tiempo.hn/texas-tiroteo-en-iglesia-de-white-settlement-deja-dos-muertos/

Muertos por año

Unas 36.000 personas mueren por año en Estados Unidos, uno los países con la población más armada del mundo. Esto a causa de disparos de arma de fuego, cifra que comprende suicidios, homicidios, accidentes y tiroteos en los que participó la polícía.

Texas en particular ha sido escenario de tiroteos que han conmocionado a la opinión pública.

El 3 de agosto, un hombre ingresó a una tienda de Walmart y abrió fuego usando un rifle de asalto AK-47 en El Paso, Texas. Dejó un saldo de 22 personas muertas.

El 5 de noviembre de 2017, un hombre mató a 25 feligreses e hirió a otros 20 que participaban en una misa en una iglesia Bautista en la comunidad rural de Sutherland Springs, Texas.