FAO: Cambio climático amenaza “como nunca antes” en Centroamérica

179
El cambio climático
El hambre de millones de familias en peligro por el cambio climático

TEGUCIGALPA. El cambio climático está secando muchos campos centroamericanos y amenazando, como nunca antes.

Es por eso que está en peligro la seguridad alimentaria de 10 millones de pequeños agricultores.

Según alerta hoy la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Ante ello, el Corredor Seco Centroamericano, es la zona que más peligro corre.

En consecuencia, abarca el litoral pacífico de Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

En este corredor viven unos 1,6 millones de familias que se dedican a la agricultura de subsistencia.

Los cultivos más afectados son el maíz y fríjol,  elementos básicos de la dieta centroamericana.

Nota relacionada: ONU revisará afectos de Cambio Climático en Honduras

“Centroamérica tiene déficit hídrico que antes era cíclico y que hoy se ha hecho casi permanente”.

Según lo detalló el especialista en la sede regional de la FAO, Tito Díaz.

A esta situación se suma el hecho de que, entre el 30 % y el 40 % de los campos centroamericanos tienen erosión.

De igual manera, Díaz, expresó que nunca  antes la seguridad alimentaria de Centroamérica había sido tan amenazada.

Amenazas que son originadas por el cambio climático.

Lo anterior, es provocado por la ganadería extensiva y la deforestación, lo que sin duda aumenta el impacto de los fenómenos meteorológicos.

La región centroamericana es una de las más pobres y subdesarrolladas del mundo, a pesar de que las cifras han mejorado en las últimas décadas.

De acuerdo con los datos del organismo internacional, en 1990 había 15,7 millones de personas hambrientas en la región.

En lo que respecta a este año, ya son 12,7 millones de personas que sufren desnutrición, gran parte de ellos menores de 5 años a nivel centroamericano.

“Guatemala, Honduras y Nicaragua están en el ránking mundial de los 10 países con más riesgo de sufrir desastres derivados del cambio climático”, indicó Díaz.

La situación puede empeorar según el especialista, si las políticas agrícolas no se articulan con las ambientales.

Además si los países no diseñan “mapas de riesgo agroclimático” para poder hacer una buena planificación de la producción, será todo más crítico, puntualizó.