Por falta de pruebas, fiscal deja libre a padrastro de niño asesinado en Choloma

33
niño asesinado en choloma

CORTÉS. El portavoz de los Juzgados de San Pedro Sula, Ruy Barahona, declaró hoy que por falta de carga probatoria contra Jhony Elí Santos, padrastro y acusado en el caso del niño asesinado en Choloma, el fiscal de turno decidió dejarlo en libertad.

El domingo, Santos fue capturado por agentes de la Policía Nacional, luego de la denuncia interpuesta por la madre de Dennis Javier Mejía, de 6 años de edad, encontrado muerto con señales de estrangulamiento y en estado de descomposición el sábado.

Según contó la madre del menor, su hijo había desaparecido desde el lunes 3 de septiembre. Cuando se encontró con Santos, quien es su expareja, él le habría confesado el crimen como una forma de vengarse porque ella lo metió a la cárcel.

Lea también: Dejan en libertad al joven que supuestamente estranguló a un niño en Choloma

“No busques más a tu hijo, que ya no lo vas a volver a ver. Me tuviste tres años preso y te dije que me la ibas a pagar. Ojo por ojo y diente por diente. Ahora vas a saber lo que es dolor”, dijo la mujer que fueron las palabras del acusado por el caso.

Sin embargo, Santos niega las declaraciones, asegurando que son artimañas para que regrese a prisión. Al acusado lo presentaron ante el fiscal de turno y al momento de analizar las pruebas en su contra, se determinó dejarlo libre.

Al parecer, no se había emitido un requerimiento formal contra Santos, por lo tanto, el fiscal no podía remitirlo a los Juzgados.

Caso necesita más pruebas

Barahona expresó que en el caso, quizá se emita un requerimiento en los próximos días pero hasta que se reúnan las pruebas suficientes. Actualmente, las acusaciones solamente se centran en las declaraciones de la madre del menor fallecido.

Por su parte, el vocero de la Policía Nacional, declaró que “la Fiscalía del Ministerio Público tendrá sus argumentos y ellos tienen que dar detalles enfáticos. Como Policía lo presentamos a la orden de la justicia, pero ellos determinan las responsabilidades”.

Cabe destacar que el crimen tuvo lugar en la colonia 7 de Septiembre del sector López Arellano en Choloma, zona norte de Honduras.

Este día se realizó la sepultura de los restos del menor y se presume que la madre no estuvo presente por temor. Ayer, durante el velorio, también se retiró cuando descubrió que su expareja quedó en libertad.