Fallece Roberto Arita Quiñónez, embajador emérito de Honduras

376
Arita
Roberto Arita Quiñónez, destacado diplomático de Honduras, falleció este sábado. Hasta el momento, se desconocen las causas.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Roberto Arita Quiñónez, exdiplomático hondureño, murió en las últimas horas, según anunció Lisandro Rosales, actual canciller, en su cuenta de Twitter.

El tuit del funcionario se registró próximo a las 9:00 p.m. de ayer sábado. En el mensaje, lamentó el deceso y envió un pésame a sus familiares ante la trágica situación.

«Lamento profundamente la pérdida irreparable del Embajador Emérito Roberto Arita Quiñonez, gran defensor de la soberanía nacional. Mis condolencias y resignación para Doña Sara Lucy y demás familiares», plasmó Rosales.

La publicación la acompañó de una fotografía en vida de Arita. En esa ocasión, el emérito embajador representó, como en múltiples oportunidades, a Honduras de forma internacional.

La Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional (Cancillería) también se pronunció institucionalmente sobre la incidencia. A las 10:25 p.m. compartió en su cuenta de Twitter una nota de duelo.

En ese escrito se rogó por el descanso eterno de Arita y se externó una muestra de profundo pesar con la familia doliente, en especial con su esposa e hijas. «Deja un enorme legado de trabajo y entrega en pro de la patria», se mencionó en el mensaje.

Aún no se han revelado las causas del fallecimiento.

De igual interés: Médico y enfermera mueren tras luchar contra el Covid-19

Un distinguido perfil

Es importante conocer que Arita fungió como representante del país cinco estrellas en Costa Rica, Holanda, Brasil y El Salvador. De igual manera, trabajó como asesor de la Cancillería en el área de soberanía.

Su trayectoria diplomática fue vasta. Se sostuvo como un delegado permanente de Honduras ante las Naciones Unidas y también se desempeñó, por varios años, como presidente de la Comisión Nacional de Soberanía y Fronteras.

Él desarrolló el cumplimiento de esas funciones, entre otros cargos, por tres décadas. En virtud de ello, en enero de 2019 se le declaró como embajador emérito. Es decir, ya retirado de sus labores, seguía disfrutando algunos privilegios.

Ese honor lo recibió junto al excanciller Carlos López Contreras y Rafael Leiva Vivas, exembajador en muchos países y director de la Academia Diplomática Francisco Morazán por 15 años.

Es importante recordar que la ceremonia donde se reconoció la destacada participación de los diplomáticos hondureños se llevó a cabo en donde solía funcionar la Casa Presidencial. De manera específica, el encuentro se realizó en el Salón Morazán del Palacio José Cecilio del Valle y lo encabezó Juan Orlando Hernández, actual mandatario.


🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: bit.ly/whatsapptiempo