Fallece don Alfonso Flores, genio detrás del éxito musical Sambunango Teleño

892
Alfonso

HONDURAS. Un gran músico acaba de morir, don Alfonso Flores, quien fue fundador de la orquesta Los Gatos Bravos, una agrupación musical muy popular principalmente en las zonas norte y atlántica del país.

Su deceso de produjo a eso de las 6:00 de la mañana de este miércoles, confirmaron sus familiares, y será sepultado este mismo día en Jardines del Recuerdo, San Pedro Sula, Cortés.

Él nació en La Ceiba, en 1928, aunque posteriormente emigró a la ciudad industrial, en donde permaneció viviendo hasta su último día. Estaba a punto de llegar a 92 años de edad.

Lo música corría por sus venas, y desde muy joven inició en tal apasionante arte. Sus primeros ‘pininos’ fueron en la marimba «La Muchachita», SPS. El primer paso en una larga carrera de éxitos.

Su talento no pasó desapercibido y llamó la atención del empresario radial Filiberto Díaz Zelaya, propietario de la radio HRP1 y además, propietario de la «Marimba Usula» de San Pedro Sula.

Don Alfonso se presentaba en radioteatros, que eran espectáculos en vivo donde asistía público para presenciar a los músicos. En una de sus presentaciones conoció a su gran y único amor, Alba de Flores. Se casaron en 1961 y procrearon tres hijos, Alfonso, Norman y Suyapa.

Lea también: Sergio Suazo Lang, destacado pianista hondureño muere en SPS

Trayectoria en varios grupos

Más tarde, don Alfonso, junto a uno de sus amigos, conocido como «Viejo Villela», creó orquesta Regis. Luego se unió a la sociedad de músicos profesionales. No obstante, exhortado por Villela, pensó en no ser un músico más, sino ser dueño de su propia orquesta, y fundó la Tropicana, conformada entre hondureños y salvadoreños. Lastimosamente, la guerra entre Honduras y El Salvador provocó la agrupación de separara.

Fue así como luego nació «Fonchín y su Combo«, y se convirtió en músico exclusivo del recién inaugurado Gran Hotel Sula. Después de varios años, decidió tomar un nuevo desafío. Con ayuda del empresario Jorge Sikaffy, quien cedió un local para iniciar los ensayos, se formó «Fonchín y Los Gatos Bravos«.

Con «Los Gatos Bravos», don Alfonso viajó a toda Centroamérica y Estados Unidos, tocando baladas, merengues y salsa. Pero, una vez en Tela, fue inspirado por las melodías garífunas, y así encontró un estilo musical que lo caracterizaría a él y a su grupo.

De esta manera, «Los Gatos Bravos» produjeron el «Sambunango Teleño», un tema que puso a bailar punta a toda Honduras, en el año de 1986. El Sambunango Teleño estaba dedicada a don Napa, propietario de una discoteca frente a la Laguna de Tela, sitio en donde «Los Gatos Bravos» tocaban los fines de semana.

Los Gatos Bravos grabaron varios discos y alternaron con grandes artistas internacionales como Wilfrido Vargas, Celia Cruz, Celio González, Johny Ventura y Pimpinela. Pese al gran éxito, debido a la delincuencia que azotaba al país, los integrantes decidieron que la banda dejara de tocar en 1998.

Don Alfonso y Los Gatos Bravos marcaron la historia musical hondureña.


Nota para nuestros lectores:

Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn.