Facussé: Hospitales móviles comprados por el gobierno son «un fiasco»

158
Hospitales Móviles
El Cónsul honorario de Turquía en Honduras, Adolfo Facussé, asegura que el gobierno "metió la pata" invirtiendo más dinero en los "cascarones móviles".

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Adolfo Facussé, cónsul honorario de Turquía en Honduras, manifestó que el Gobierno hondureño invirtió mucho más dinero en los «hospitales móviles«, los cuales no son «más que un fiasco».

En ese sentido, catalogó como «cascarones móviles» a los sanatorios ya que se invirtió una millonaria cantidad de lempiras y resultaron siendo «chatarra». Como ya lo han reiterado expertos en la materia, estos no son los adecuados para el tratamiento de pacientes con Covid-19.

Declaraciones de Facussé

Adolfo Facussé condenó que los hospitales móviles los prometieron instalar y entregar hace tiempo y aún no está en funcionamiento ninguno. Además, que presentan muchas inconsistencias acorde a su calidad.

Además, el expresidente de la Asociación Nacional de Industriales (ANDI), expresó que él insistió en que los sanatorios rodantes «no tenían equipo médico». Pero, que por las presiones de varios sectores de la sociedad y el pueblo hondureño, el gobierno tuvo que invertir «más dinero».

Asimismo, comprar el equipo médico para «hacer ver que los hospitales vienen completos y en buenas condiciones». Lo que resultó siendo una mentira, la cual quedó evidenciada en los últimos días, sostuvo.

Respecto a los cinco hospitales móviles restantes, Facussé consideró que la alternativa que existe es que estos «ya no vendrán al país». Por ende, el dinero está perdido.

De interés: Finanzas prevé recaudación de unos L96 mil millones en impuestos para 2021

Situación de los hospitales móviles

Cabe recodar, el escándalo de las compras de los siete hospitales móviles, viene desde la administración pasada de Inversiones Estratégicas de Honduras (Invest-H). Cuando era dirigida por Marco Bográn, quien realizó la compra sin licitación y el proceso indicado por la ley, argumentando «buena fe«.

Al conocerse las inconsistencias de la adquisición, Bográn renunció al cargo y el Ministerio Público comenzó una investigación en su contra. El cual, hasta la actualidad no presenta resultados.

Luego, Invest-H pasó a manos de una «Comisión Interventora», la cual aclararía las compras de los hospitales móviles, llegada a Honduras y su puesta en funcionamiento. De estos, solo dos han llegado al país; los instalaron pero no reúnen las condiciones.

Por su parte, hace unas semanas, una comitiva viajó a Turquía con la finalidad de conocer el proceso de fabricación y supervisar el envío de los cinco hospitales restantes. De estos, ninguno ha llegado al país.

El Covid-19 llegó a Honduras el pasado mes de marzo, desde ese momento iniciaron con la adquisición de los hospitales móviles. De los cuales, después de 6 meses ninguno está atendiendo pacientes portadores de la enfermedad.