SAN PEDRO SULA. Dos supuestos extorsionadores fueron capturados este viernes tras una operación de vigilancia y seguimiento en la ciudad industrial del país.

Se trata de Denis David Dubón Mateo, alias “El Plaga”, de 29 años de edad, sin oficio, originario de El Níspero, Santa Bárbara, pero residente en el barrio Cabañas, en esta ciudad.

Según la Policía, los detenidos en mención son miembros activos de la estructura criminal Mara Salvatrucha (MS-13) y se dedicaban a cometer el delito de Extorsión, en el sector ántes mencionado.

El otro arrestado es Hennet Alexander Villanueva Gerezano, alias “Hennet”, de 18 años de edad, sin oficio, originario y residente en el barrio Cabañas, San Pedro Sula.

Nota relacionada: JOH pide a las pandillas que reflexionen y pidan perdón

DECOMISO A EXTORSIONADORES EN SAN PEDRO SULA

📌  8,500 lempiras producto del cobro de extorsión.

📌 Una pistola calibre 9mm.

📌 14 cartuchos sin percutir, calibre 9 mm.

📌 45 bolsitas pequeñas conteniendo en su interior marihuana.

📌 35 piedras de crack.

📌 10 bolsas pequeñas conteniendo en su interior cocaína.

📌 Un teléfono celular.

Se informó que los presuntos extorsionadores en San Pedro Sula, fueron remitidos al juzgado correspondiente. Lo anterior, por suponerlos responsables de cometer el delito de extorsión continuada. Esto, en perjuicio de varios testigos protegidos, portación ilegal de armas de uso comercial en perjuicio de la seguridad interior del Estado de Honduras y facilitación de los medios para el tráfico ilícito de drogas en perjuicio de la salud del Estado de Honduras.

Las acciones las ejecutó la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FSNAMP), la Jefatura Noroccidental y la Fuerza de Seguridad Interinstitucional Nacional (FUSINA).

Según enfatizó el vocero de la Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FSNAMP), estos arrestos son parte de la operación en contra de las estructuras criminales que la semana anterior ordenó el presidente Juan Orlando Hernández, en contra de desarticular estas organizaciones que se dedican a la extorsión, sicariato y venta de drogas.


Una nueva misión

El gobernante recordó que ya comenzó la misión de recuperar los territorios en los que maras, pandillas y otras bandas de delincuentes han tenido sometido al pueblo hondureño.

Reafirmó que “vamos a ir a cada barrio, colonia, aldeas. Así como caseríos y no nos vamos a retirar de allí hasta que el pueblo hondureño vuelva a vivir libre. Esto, de cualquier amenaza de estos delincuentes que tanto daño le han hecho”.

Apuntó que “vamos a ir en una ruta muy clara donde las estadísticas y la inteligencia nos digan, dónde se requiere más la presencia militar. Ya tenemos el nuevo mecanismo de medición por resultados. Además, tenemos suficiente información en las instituciones; pero necesitamos aún más información del pueblo hondureño”.

Añadió que el trabajo que se ha comenzado a partir de ayer es para que “nuestros compatriotas vivan más seguros”.

Para lograr los objetivos trazados -dijo- “hemos constituido la nueva unidad de Fuerza Nacional Antimaras y Pandillas. Este es un grupo especializado que se encargará de los blancos más importantes. Pero también con todo el respaldo de Policía Nacional, Fuerzas Armadas. Además, la PMOP y sus Fuerzas Especiales”.

“Comienza una nueva etapa en la vida de Honduras”, aseguró el mandatario y señaló que “si en cinco años hemos bajado más del 50 por ciento la tasa de homicidios, en los próximos años el impacto tiene que seguir siendo contundente; pero también nos vamos a medir por otros seis delitos importantes. Esto, porque también tenemos que entrar a atacar el tema de la violencia intrafamiliar, violencia doméstica, entre otros”.