25.6 C
San Pedro Sula
viernes, agosto 19, 2022

Cerrado por extorsión: criminalidad asfixia negocios de La Ceiba

Debes leer

ATLÁNTIDA, HONDURAS. La criminalidad se ha incrementado en el país durante la última década, y aunque parezca exagerado, con sólo caminar por las calles se siente inseguridad, y unos de los más flagelados son los comerciantes, quienes sufren extorsión.

Aunque algunos hondureños cerraron su negocio por la pandemia, hay quienes tomaron la determinación de reabrir, principalmente porque se acercan las fechas de Navidad y Año Nuevo.

Le puede interesar: Negocios en La Ceiba se encuentran “acorralados” por extorsión

Pero los comerciantes se encuentran con un gran obstáculo, el llamado impuesto de guerra“, cobrado por diferentes estructuras criminales de La Ceiba a muchos bares, discotecas, restaurantes y hasta hoteles. Algunos ya clausuraron sus locales.

Por ejemplo, La Perla Negra, un edificio hotelero, colocó un enorme rótulo en su entrada que decía “cerrado por extorsión“. Y así, muchos otros negocios están enfrentándose a la misma situación.

Los propietarios no se atreven a denunciar por miedo. Este es el panorama que se vive en la zona atlántica del país, pese a las intervenciones de las autoridades de la Policía.

“Es una lástima”

Para conocer un poco más la situación que se vive en la ciudad ‘novia’ de Honduras, Diario TIEMPO contactó a diferentes personajes, incluyendo al alcalde Jerry Sabio, quien opinó que “es una lástima” lo que está ocurriendo.

Pero, al mismo tiempo, aclaró que no es la primera vez que ocurre, aunque, eso sí, confirmó que durante los últimos días, la incidencia ha incrementado. “Después de una pandemia, de las tormentas Eta e Iota, esto pasa mayor factura”, añadió.

El edil, además, cuestionó que justo cuando se está tratando de recuperar la economía ocurren estos hechos. “Hay muchos empresarios que quisieron avanzar, pero al ver que les hacían llamadas de extorsión, mejor cerraron”, precisó.

También afirmó que en los alrededores de La Ceiba está ocurriendo lo mismo y “hay mucho daño en ese sentido”.

Por tanto, determinó que las autoridades deben actuar contundentemente para atrapar a los delincuentes, para que las personas se sientan seguras y no pierdan sus fuentes de ingresos.

La FNAMP sigue la pista

La Fuerza Nacional Anti Maras y Pandillas (FNAMP), al enterarse de eso, mencionó que sus agentes están realizando saturaciones para dar con el paradero de aquellos que cometen extorsión. Pero, a su vez, ratificó que la denuncia de la ciudadanía es muy importante para continuar los procesos investigativos.

Aaron Lanza, director de la Policía Municipal de La Ceiba, contó a Diario TIEMPO que estos hechos los maneja un equipo especial de la Policía Nacional (PN).

Aseguró a la Policía Municipal le llega muy poca información al respecto, sin embargo, expresó que sí se han dado cuenta de que varis establecimientos han cerrado por el tema de la extorsión.

Temor e impotencia

Una fuente de la Cámara de Comercio e Industrias de Atlántida (CCIA), quien pidió omitir su nombre por la delicadeza del tema, aseveró que uno de los errores más grandes de los comerciantes es que toman las llamadas, les “siguen el juego” y no denuncian.

El entrevistado recomendó tres pasos a seguir para evitar ser víctima de extorsión:

Un consejo es no tomar llamadas de teléfonos que no están identificados, mantener un identificador de llamadas y colgar antes de que comiencen las amenazas.

Después de eso, tienen que trasladarse a interponer la denuncia y darle a las autoridades policiales el número de donde recibieron la llamada para que puedan rastrear.

Como tercer punto, el entrevistado recomendó bloquear a todo contacto sospechoso y no llegar a una negociación.

El entrevistado también aseguró que por la extorsión la economía se deprime y generalmente los delincuentes en esta época buscan formas de obtener más dinero fácil.


Nota para nuestros lectores:

🔹 Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp. Haga clic en el enlace: https://bit.ly/2Z2UF3j.

Hoy en Cronómetro

error: Contenido Protegido