Experto: custodios son responsables de ingresar armas, drogas y celulares a cárceles

350
Cárceles
El experto señala que las autoridades de las cárceles aún son ignorantes en cuanto al tema de seguridad en centros penitenciarios se refiere.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. Para el criminólogo, Carlos Padilla, los custodios penitenciarios son los principales responsables de que se infiltren armas, drogas y celulares a las cárceles.

«El Coordinador del Gabinete de Seguridad del Gobierno, Luis Suazo, no se equivoca al señalar que los uniformados estarían involucrados», manifestó.

Asimismo, incitó a los responsables a realizar un análisis sobre la situación. Y es que, en 48 horas murieron al menos 38 privados de libertad en dos cárceles del país. «No son hechos aislados», dijo.

Según el experto, lo sucedido es una «situación anómala que los reclusorios arrastran desde hace 15 años. Después de varias emergencias dictaminadas por gobiernos de turno, al final por la misma corrupción instalada en el sistema se termina fracasando, volviendo al punto de inició», explicó.

Lea también: Policía justifica: «Centros penitenciarios no ofrecen la suficiente seguridad»

Falta de capacidad para manejar las cárceles 

Carlos Padilla indicó que la falta de capacidad de las autoridades penitenciarias son determinantes para que en la actualidad se sigan dando estos problemas en los centros penitenciarios.

En ese sentido, atribuyó que: «La ignorancia y la falta de capacidad de las autoridades para el control de los centros penales. Es decir, que no se involucran directamente en el funcionamiento, sino en resolver todo desde un escritorio o sentados en un despacho, firmando papeles», declaró.

Posteriormente, agregó que: «La cuestión de la situación penitenciaria es muy delicada. Hay que involucrarse de frente en todo lo que compete en el manejo y control de los centros carcelarios para conocer en el lugar las cosas que se dan a lo interno de los centros de reclusión”, subrayó.

Para el experto, «las armas, celulares y drogas precisamente pasan por el sitio de control de entrada de los penales, Por tanto, la responsabilidad última de lo que ingresa, es de los guardias penitenciarios asignados».