Experto canadiense desacredita informe presentado por GAIPE sobre crimen de Berta

151
Berta Cáceres

HONDURAS.Brian Greenspan, un prominente abogado penalista canadiense criticó el informe presentado en el 2017 por el Grupo Asesor Internacional de Personas Expertas (GAIPE) sobre el asesinato de la lideresa indígena, Berta Cáceres.

Según el togado, el informe de GAIPE se publicó para presionar a las autoridades a tomar medidas contra los acusados. Pero no cumplió con los estándares de objetividad y eso hace que el documento sea erróneo y engañoso.

En ese sentido, los hallazgos de Greenspan impulsan un re-examen urgente de las suposiciones básicas sobre el caso de Cáceres. Eso, debido a que muchas de las acusaciones más importantes del informe GAIPE son deficientes en lo probatorio.

Cabe señalar que Greenspan fue designado por el bufete de abogados Amsterdam & Partners LLP, quién actúa a nombre de esa compañía para investigar de forma independiente el informe del GAIPE. Así como también los procesos actuales del Estado en contra de dos ejecutivos de Desarrollos Energéticos S.A (DESA).

La investigación realizada por Greenspan concluye que el informe GAIPE solamente justifica los cargos contra los ejecutivos de DESA y no determina  objetivamente la verdad de lo que pasó en el asesinato de la ambientalista hondureña.

A efecto de eso, el experto internacional consideró que dicho informe es “erróneo y trágicamente engañoso”.

Cabe señalar que los autores del informe GAIPE fueron nombrados por la familia Berta Cáceres y el Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (COPINH).

Le puede interesarONU exige a Honduras “profundizar” investigación de caso Berta Cáceres

Robert Amsterdam: “ONGs internacionales se dejaron engañar por un informe tendencioso”

Según Robert Amsterdam, de Amsterdam & Partners LLP, es escandaloso que ONGs internacionales hayan sido engañadas por un informe tendencioso. Lo anterior,  sugiere que el COPINH tiene un objetivo político con sus acusaciones, más que buscar la verdad objetiva.

A través de medios internacionales Amsterdam declaró que dichas ONGs prejuzgaron el caso de Berta Cáceres. Eso, al tomar como base el informe erróneo del GAIPE.

De ese modo, subrayó que la investigación de Greenspan establece que el informe se hizo sin pruebas creíbles y con un grave menosprecio de los derechos legales de los empleados de DESA.

“Este es un atroz delito que requiere una investigación verdaderamente independiente e imparcial. Se necesita lograr una rendición de cuentas. Pero el uso a conveniencia de las metas políticas de las ONGs, del sofismo, insinuaciones y retórica codificada que solo ciertos grupos pueden descifrar, es grotesco e inaceptable”, aseguró el ejecutivo.

De acuerdo a un comunicado emitido por Amsterdam, la próxima semana estarán disponibles las copias del informe completo de Greenspan. Lo anterior, será puesto a la disposición del público en los idiomas español e inglés.

Como se recordará recientemente, los miembros del COPINH realizaron una extensa gira por Europa. Ahí celebraron reuniones con legisladores, y distribuyeron copias del Informe del GAIPE. Esto, a pesar de los errores fácticos y procesales que ahora se identifican en el Informe de Greenspan, asegura el directivo.

Informe de GAIPE 

El informe de GAIPE concluyó que altos directivos de DESA y agentes del Estado hondureño se coludieron en “la planeación, ejecución y encubrimiento” del asesinato de la activista.

“El informe del GAIPE corroboró que la investigación sobre el asesinato de Berta Cáceres ha estado plagado de incompetencias. Así como tambien de retrocesos y una evidente falta de voluntad política”, expresó Adriana Beltrán, Coordinadora WOLA.

Asimismo, dicho informe evidenció serias irregularidades cometidas por el Ministerio Público. En el documento se señaló que el MP contaba con evidencias suficientes para identificar la autoría intelectual detrás del asesinato.

Berta Cáceres fue asesinada la madrugada del jueves 03 de marzo de 2016 por sujetos desconocidos en La Esperanza, Intibucá. Hasta el momento, al menos ocho personas son procesadas judicialmente por dicho caso. Sin embargo, en la actualidad se desconocen las verdaderas causas del vil asesinato de la ambientalista hondureña.