Éxito en Choloma: aceras libres y comercio en auge en mercado «El Ceibón»

En el lugar despejado por los vendedores ambulantes se construirá un espacio de recreación para los ciudadanos.

309
mercado
El mercado fue inaugurado el pasado jueves 18 de enero en Choloma.

CORTÉS. La Municipalidad de Choloma inició el 2018 con pie derecho: las aceras están libres y los vendedores ambulantes reubicados en el nuevo mercado «El Ceibón», el cual poco a poco va mostrando incremento en el comercio.

El jueves 4 de enero entró en vigencia la ordenanza municipal que prohíbe la colocación de carpas, trocos, rótulos, cajones y todo aquello que obstaculice la libre circulación de los cholomeños en las aceras.

En ese sentido, a partir de los primeros días del mes, a los vendedores ambulantes que no respetaran la ordenanza se les decomisaría el producto. El comunicado ocasionó revuelo en los comerciantes y solicitaron reunión de emergencia con la máxima autoridad.

Leopoldo Crivelli, alcalde de Choloma por cuarto periodo consecutivo, manifestó que tras 12 años de mandato ya es necesario escuchar las exigencias de los ciudadanos.

Crivelli reveló que la quejas por la obstrucción de aceras son comunes. Por lo cual se brindó la solución de construir una zona segura y dedicada solamente al comercio para reubicar a los vendedores ambulantes este año.

Los comerciantes tenían como fecha máxima el miércoles 17 de enero para movilizarse hacia el mercado «El Ceibón»; el cual fue construido con 239 locales y distribuido según el producto o servicio ofrecido a la sociedad.

«El local de Juan o de Héctor ya está ahí. Si Héctor no quiere asumir esa responsabilidad, que deje el puesto y que se lo dé a Polo Crivelli. Yo me quedo con esa responsabilidad pero él en la calle no va a estar», dijo el alcalde de Choloma.

«Vamos a seguir luchando para que los intereses no sean acreditados a ellos. Van a pagar Lps. 77 como alquiler. Lo único que estamos haciendo nosotros, que esa sí es responsabilidad nuestra, que los saquen de la Central de Riesgos».

El miércoles 17, los comerciantes que no acataron la ordenanza municipal, fueron desalojadas por las autoridades. El regidor Alexander Mejía en compañía de agentes policiales llegaron a cada local a pedir que se movilizaran hacia el mercado «El Ceibón».

Aunque no se llegó a la instancia de desalojar por la fuerza, las autoridades municipales fueron claras. En caso de que alguien no respete, se procederá conforme a ley.

«El municipio necesita otra cara porque es la tercera ciudad más poblada y la tercera ciudad industrial del país. Esto nos deja una mala imagen, si seguimos como un pueblo. La gente tiene su derecho pero también tiene sus deberes y en el plan de arbitrios se establece lo que corresponde a los vendedores y la responsabilidad de la Alcaldía», dijo Mejía.

Por su parte, Crivelli, alcalde la ciudad, expresó que en la zona desalojada del mercado municipal se construirá un parque. De esa forma los ciudadanos tendrán un sitio donde descansar y poder compartir tiempo en familia.

Mercado "El Ceibón" en Choloma.
Mercado «El Ceibón» en Choloma.

Mercado «El Ceibón» en Choloma

De ninguna manera se permitirá que otro comerciantes se ubiquen en la zona para impedir competencias desleales. Además, se buscará la manera de que las unidades de transporte pasen a diario por el nuevo mercado, así queda al alcance de los cholomeños.

Lo anterior, se debe a que uno de los reclamos de los vendedores es que las calles donde estaban instalados eran bastante concurridas. La Municipalidad de Choloma se ha comprometido en brindar condiciones para que el comercio incremento en la nueva zona.

El jueves 18 se inauguró oficialmente el mercado «El Ceibón». Poco a poco más personas están interesadas en unirse y tener su propio local en una zona segura. Por su parte, en el centro de la ciudad se mantienen trabajos de reorganización.

Los locales vacíos pueden ser utilizados por otros ciudadanos interesados, aunque no hayan sido parte del censo.
Los locales vacíos pueden ser utilizados por otros ciudadanos interesados, aunque no hayan sido parte del censo.