Exdirector del FBI: «Trump no me pidió que frenara investigación sobre Rusia»

251
exdirector del fbi
James Comey en la audiencia ante el Comité de Inteligencia del Senado.

ESTADOS UNIDOS. El exdirector del FBI, James Comey, dijo este jueves ante el Senado que Trump no le pidió que frenara la investigación sobre Rusia.

Asimismo, dijo la Administración Trump “mintió” sobre las razones de su despido el mes pasado y sobre el presunto caos en la agencia.

Las declaraciones fueron brindadas en su primera audiencia desde que fue despedido por supuestamente investigar la injerencia de Rusia en las elecciones de 2016.

“La Administración optó por difamarme y, más importante aún, al FBI. Decir que la organización estaba en caos… esas fueron mentiras, simple y llanamente”, afirmó Comey ante el Comité de Inteligencia del Senado.

Comey, es protagonista de uno de los mayores dramas políticos en la historia reciente de EEUU. En la audiencia resumió los nueve contactos que tuvo con el presidente Donald Trump entre enero y abril pasados, por teléfono y en persona.

En los cuales, el mandatario manifestó estar satisfecho con su desempeño al frente de la Oficina Federal de Investigaciones (FBI).

Tras su despido el pasado 9 de mayo, “la cambiante explicación me confundió y me preocupó cada vez más”, dijo Comey. Su testimonio contradijo varias de las declaraciones públicas de Trump.

El exdirector del FBI dijo que tomó apuntes de sus contactos por temor a que Trump mintiera sobre su contenido.

Preguntado por la senadora demócrata de California, Dianne Feinstein, sobre por qué fue despedido, Comey contestó:

“No lo sé con seguridad… quizá por la manera en que estaba conduciendo la investigación.”

Cientos de periodistas estuvieron presentes en la audiencia.
Cientos de periodistas estuvieron presentes en la audiencia.

A Comey no le cabe duda de que Rusia tuvo injerencia en las elecciones. Sin embargo, no vio pruebas de que ese país alteró las votaciones en 2016.

Dirigiéndose a la opinión pública, Comey fue contundente: “el FBI es honesto, el FBI es fuerte, y el FBI es y será siempre independiente”.

El presidente del Comité, el republicano Richard Burr, explicó que el objetivo de la audiencia es establecer “los hechos”.

Además, prosiguió con preguntas sobre la injerencia de Rusia, los problemas legales del exasesor de Seguridad Nacional, Mike Flynn, y si Trump intentó bloquear las investigaciones.

Comey afirmó que Trump no le pidió que frenara la investigación sobre Rusia. Pero le corresponde al fiscal especial, Robert Mueller, determinar si el mandatario incurrió en la obstrucción de la justicia, un delito federal.

El senador demócrata de mayor rango en el Comité, Mark Warner, destacó sobre la audiencia:

“No es una cacería de brujas, no es una noticia falsa, es un esfuerzo por proteger” la democracia en EEUU.

La del FBI es una de seis investigaciones en Washington sobre la presunta injerencia de Rusia en las elecciones presidenciales. También, sobre la supuesta colusión de la campaña de Trump con Moscú.

Grandes expectativas

La abarrotada audiencia de hoy pasará a una sesión cerrada para discutir material clasificado a partir de la una de la tarde, hora local.

Centenares de personas y becarios del Congreso hicieron cola desde las cinco de la mañana para entrar a la audiencia. Esta fue transmitida en vivo en bares del área. Se vieron imágenes de televisión muestran al público aplaudiendo varios comentarios clave de Comey contra Trump.

Trump no ha emitido un sólo mensaje en Twitter aún. Pero fuentes de la Casa Blanca han dicho que él estará siguiendo de cerca la audiencia.