Honduras| ¿Cuánta lluvia dejaron Eta e Iota en el Valle de Sula?

604
lluvias honduras eta e iota
Diario Tiempo le presenta los registros de Cenaos sobre las lluvias en las ciudades más afectadas por Eta e Iota.

Las tormentas tropicales Eta e Iota dejaron registros históricos de lluvias en diferentes sectores de Honduras. La zona centro, oriente y occidente tuvieron grandes precipitaciones, pero el Valle de Sula y Atlántida fueron notablemente las zonas más afectadas.

Diario Tiempo Digital consultó a los expertos para conocer cuánta lluvia recibió Honduras por la doble tormenta y por qué unos sectores tuvieron más inundaciones que otros.

El Progreso

La ciudad de El Progreso y sus campos bananeros fue uno de los municipios que más daños presenta luego de la temporada ciclónica.

Según los datos del Centro de Estudios Atmosféricos, Oceanográficos y Sísmicos (Cenaos) perteneciente a la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco), las lluvias de Eta dejaron 626.67 milímetros de acumulados máximos en la ciudad progreseña.

Con Iota, El Progreso registró una cifra menor, pero siempre considerable de 166.97 milímetros de agua. Eta causó ocho días de lluvia (del 31 octubre al 7 noviembre), mientras que Iota trajo tres días continuos de precipitaciones (16 al 18 de noviembre).

Tela y La Ceiba

Tela es el municipio que más precipitaciones registró, al menos con el huracán Eta. En esa ciudad cayeron 816.87 milímetros de lluvia. Sin embargo, con Iota, no fue uno de los puntos geográficos más golpeados, pues solo dejó 174.18 milímetros de acumulados.

En La Ceiba, los acumulados que dejó Eta fueron el doble de los registrados con Iota. El primer fenómeno dejó 746.35 milímetros, mientras que el segundo alcanzó los 303.43 milímetros.

La Lima y Choloma

Uno de los puntos más afectados fue La Lima. Con Eta, los acumulados de lluvia máximos en la ciudad llegaron a 657.27 milímetros. Mientras que con Iota, fueron inferiores y alcanzaron 165 milímetros.

Otro municipio de Valle de Sula fuertemente afectado fue Choloma. El primer huracán les trajo 642.1 milímetros y el segundo dejó 167.3 milímetros.

Interpretación de los datos

El jefe de Alerta Temprana de Copeco, Juan José Reyes, explicó que Eta e Iota no son las únicas causas de las inundaciones que se presentaron este 2020.

Las lluvias anteriores a octubre y noviembre tuvieron registros «por encima de lo normal», por lo que la saturación del suelo era demasiada incluso antes de los dos huracanes.

Los expertos de Cenaos coinciden con lo declarado por Reyes y explicaron que al recibir lluvias constantemente, el suelo pierde su propiedad de absorción. «Si la tierra no realiza un buen drenaje, el líquido se va en escorrentías rápidas hacia los ríos», expusieron.

Asimismo, mencionaron que los suelos arcillosos son más beneficios para retener agua y en ciertas zonas del norte de Honduras, la superficie es más «arenosa» y menos retentiva.


Suscríbete gratis a más información en nuestro WhatsApp haciendo clic en el enlace: https://bit.ly/tiempodigitalhn