TEGUCIGALPA, Honduras. – De acuerdo a un estudio publicado este viernes en la revista ‘The Lancet‘, los riesgos posteriores a una operación de corazón abierto son casi el doble cuando la operación se realiza en horas de la mañana, que cuando el procedimiento se programa por la tarde.

El principal autor del informe es David Montaigne, un cardiólogo de la Universidad de Lille ubicada en el norte de Francia. El científico brindó detalles acerca de la revolucionaria investigación médica.

“La cirugía cardíaca es segura con muy pocas complicaciones en términos generales. Sin embargo, cuando se mira en detalle, parece que la cirugía en la tarde confiere una protección al corazón”, explicó.

Esto también te puede interesar: Caso Collier: Envían a José Zamora al Centro Penal de Támara

Estudiaron cientos de operaciones cardíacas

Mediante la segregación de hormonas y el control de marcadores como la temperatura, el cuerpo regula los patrones de sueño. El ritmo circadiano es el mecanismo que regula los ciclos de sueño y vigilia en el organismo.

Según varios estudios, cuando este aparato es alterado se pueden agravar enfermedades como la depresión y el trastorno bipolar. Asimismo, afecta las funciones cognitivas y la formación de la memoria.

El doctor Bart Staels, académico de la universidad y del Centro Hospitalario Regional Universitario de Lille colaboró en el estudio. “El momento del día, es decir el reloj biológico y el ritmo circadiano, influye en la reacción del paciente a este tipo de operación”, señaló el galeno.

“La diferencia no es despreciable”, agregó al indicar que los pacientes cardíacos evolucionan mejor por la tarde.

El equipo de científicos estudió los datos de 600 expedientes. Estos pertenecen a pacientes que fueron sometidos a una cirugía para el reemplazo de válvulas, la mitad en la mañana y la mitad en la tarde.

Según el análisis de datos, los pacientes operados en la tarde tienen un riesgo dos veces menor. El estudio reveló que desarrollan menos complicaciones graves después de la operación.

El 9.4 por ciento de los pacientes intervenidos por la tarde presentaron contratiempos de salud. Mientras que el 18.1 por ciento de las personas operadas por la mañana mostraron complicaciones importantes.

Cabe mencionar que los pacientes operados entre enero de 2009 y diciembre de 2015 recibieron un seguimiento. Dicho proceso se extendió durante los 500 días posteriores a la operación.

“Del mismo modo, hay diferencias a mediano y a largo plazo”, añadió Staels.

Mayor tolerancia a la isquemia

De acuerdo al análisis, esta diferencia está vinculada a la tolerancia a la isquemia. Esto surge de la privación de oxígeno que sufren las células cardíacas debido a que el funcionamiento del corazón debe detenerse para la operación.

Asimismo, se descubrió que la proteína ‘Reverb Alpha‘ está más presente en el organismo durante la mañana. Esta biomolécula está vinculada a los ritmos biológicos, según datos observados en ratones de laboratorio,

“Si uno la suprime, durante el periodo del despertar, la susceptibilidad del animal a la isquemia cambia”, explicó.