LA CEIBA, HONDURAS. Un estudiante de Derecho fue vilmente asesinado en las últimas horas en la Colonia El Toronjal, carretera CA-13, zona norte del país.

Se trata del universitario Julio Alexander Fúnez, de 2 años de edad, quien fue ultimado de varios balazos cuando se transportaba en su motocicleta en la referida zona.

Información preliminar indica que los sujetos de identidad aún desconocida se transportaban también en motocicleta. Y tras lograr su cometido, se dieron a la fuga con rumbo desconocido.  Según se supo, Fúnez era estudiante de la carrera de Derecho en la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH).

Al lugar de los hechos llegaron elementos de la Policía Nacional para acordonar la escena del crimen en horas de la noche. Por su parte, la Dirección Policial de Investigaciones(DPI) indaga en el móvil del crimen. Así como la ubicación exacta y nombres de los hechores que perpetraron el ataque criminal.

Posteriormente, se desplazó Medicina Forense del Ministerio Público(MP) para levantar el cuerpo del estudiante en base a ley.

Se presume que el estudiante fue asesinado a eso de las 8 de la noche de ayer martes en La Ceiba

ANTECEDENTE

En abril pasado, heridas en diferentes partes del cuerpo, producidas con un arma blanca tipo puñal, terminaron con la vida de Ruth Abigail Flores Pavón de 22 años de edad.

La víctima era estudiante de la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH). Así también, se dijo que laboraba como cajera de una institución bancaria.

Fue atacada por personas desconocidas cuando regresaba de una cena que había tenido con sus compañeros de trabajo. Eso, a pocas cuadras antes de llegar a su casa ubicada en el sector ocho de la colonia Villanueva.

Francisco Flores, padre de la víctima, comentó que su hija había salido desde tempranas horas del día a trabajar. Entonces, se quedó esperando la llamada que de costumbre le hacía. Esto, porque la iba a esperar a inmediaciones de Villas del Sol.

“Estuvimos preocupados toda la noche, porque Ruth era una persona que no acostumbraba a quedarse en la calle sin decirnos. Pero la sorpresa fue que en horas de la mañana nos llamaron y nos dijeron que la habían
encontrado muerta”, dijo Flores.

“Mi hija no tenía problemas y no se metía con nadie, era una buena persona”. Lo anterior, lo reiteró don Francisco Flores, quien solicitó que investiguen el caso para que no quede impune.

Las investigaciones preliminares de las autoridades establecen que dos personas desconocidas la persiguieron y le provocaron varias heridas en diferentes partes del cuerpo.

Gravemente herida, caminó varios metros, porque en la calle que conduce a la
vivienda se encontraron rastros de sangre, pero no logró llegar y quedó tirada en
medio de la calle.

El reconocimiento del cuerpo sin vida se realizó a eso de la una de la mañana por parte del personal de Medicina Forense. Asimismo, de agentes de Inspecciones Oculares de la Dirección Nacional de Investigación, acompañados de agentes de la Fiscalía.