Estos son los festejos menos recomendados en tiempos de Covid-19

113
Covid-19-

Una de las cosas que traerá la «nueva normalidad» será la forma de ejercer el grito sagrado del gol. Primero que nada, no habrá con quién compartirlo en las tribunas. Sin embargo, ese despliegue de pasión puede verse contenido a raíz del Covid-19.

Y es que según lo informado por algunos medios de prensa ingleses, como parte del protocolo sanitario que se ha elaborado para el retorno de la Premier League (aún no hay fecha establecida); se incluye que los festejos de gol deberán ser mesurados y en lo posible en forma individual por la crisis de Covid-19.

Celebraciones prohibidas

Alessandro Florenzi en un Roma-Cagliari:

El gol de Florenzi aquel septiembre de 2014 por la Serie A es recordado por su festejo. Un festejo que ilustra un tierno capítulo del Olímpico de Roma.

Kun Agüero con Manchester City ante QPR:

El delantero argentino marcó el gol del título de Manchester City en la épica Premier League de 2011/2012; cuando los Ciudadanos le arrebataron el título al Manchester United y se coronaron después de 44 años.

Messi y la final de la Champions en 2009:

El estadio Olímpico de Roma fue testigo de otro hecho que quedó grabado en la memoria de los hinchas: uno de los mejores goles de cabeza de Lionel Messi que liquidó la final de Barcelona 2-0 ante Manchester United en la Liga de Campeones.

El beso entre Maradona y Caniggia:

El beso del alma. El primer beso. El polémico beso. El beso. Al beso entre Maradona y Caniggia un 14 de julio de 1996 lo bautizaron de muchas maneras.

Los bailes de Colombia:

El Mundial de Brasil 2014 fue un gran torneo para la Selección Colombia. Los dirigidos por José Pékerman lograron clasificar a esa Copa del Mundo después de 16 años de ausencia; y no solo brillaron en la fase de grupos sino que llegaron hasta cuartos de final.

El interminable abrazo entre Rodríguez y Romero:

Argentina y Holanda definieron al finalista del Mundial 2014 en los penales. Maxi Rodríguez marcó el gol del triunfo. Pateó a las manos del arquero, pero pateó con tanta fuerza que la pelota terminó en el fondo de la red.

Sergi Roberto en el 6-1 de Barça al PSG:

Nadie apostaba por Barcelona tras la derrota 4-0 ante PSG en la ida de octavos de final de la Champions en 2017.

Cristiano Ronaldo con Portugal:

CR7 suele festejar los goles en solitario. Corre hacia el banderín; salta y lanza un grito de guerra. Pero hay también excepciones, como cuando juega con Portugal.

Son Heung-min finaliza su servicio militar con Corea del Sur