Estimular la producción propia de insumos para enfrentar a Covid-19

973

Tanto la Corporación de Fomento de la Producción, CORFO (que se sumó al esfuerzo), como la SOFOFA tienen recursos disponibles para financiar el escalamiento de los ventiladores que superen esta etapa.

Insumos y kits para pruebas de diagnóstico en Uruguay

Uruguay es otro ejemplo excelente de articulación entre el sector público, el privado y la comunidad científica y médica para generar soluciones a problemas asociados al manejo de la pandemia. Como muchos otros países de la región, Uruguay no contaba con pruebas de diagnóstico en cantidad suficiente.

Ante la dificultad de importarlas, el 18 de marzo, la Agencia Nacional de investigación e innovación (ANII), con apoyo del BID, lanzó un llamado para el diseño y la producción de 10000 kits de diagnóstico PCR de Covid-19 en el país, en plazos muy ambiciosos. Se formó un consorcio entre la Universidad de la Republica (UDELAR), el Instituto Pasteur de Montevideo y la empresa biotecnológica ATGen, y para el 27 de marzo, ya habían firmado un acuerdo con el Ministerio de Salud Pública (MSP).

A partir de un método de laboratorio para detectar la Covid-19 –en este caso, también de desarrollo uruguayo– un kit consiste en un paquete de reactivos listos para usar, acompañados de un conjunto de instrucciones. Al estandarizar los procesos de testeo, el uso de kits permite ampliar la red de laboratorios capacitados para realizar las pruebas.

El 30 de abril, apenas un mes desde la firma del acuerdo, los participantes del consorcio entregaron los 10,000 kits al Ministerio de Salud, poniendo al Uruguay entre los países líderes en capacidad de testeo per cápita en la región. Y ya hay recursos del Focem, un fondo del Mercosur, para financiar 50000 kits más.

Por supuesto, la capacidad de testeo no depende solo de la disponibilidad de kits y de equipos de PCR. Por ejemplo, las muestras de hisopados deben trasladarse en lo que se llama un “medio de transporte viral”, un medio líquido que permite que la muestra se mantenga estable y llegue en perfecto estado al laboratorio, de manera que el equipo PCR pueda detectar el virus en caso de que esté presente.

Articulación entre el sector público y el privado

Este medio de transporte viral, naturalmente, era importado, y no se conseguía. En respuesta a este problema, la Facultad de Química de la UDELAR desarrollo el medio de transporte viral, que está siendo fabricado por un laboratorio uruguayo de biotecnología, Aravanlabs, que ya ha establecido convenios para exportar a Argentina, Brasil y Chile. Uruguay también está avanzando en el desarrollo de sus propios hisopos, que por ahora han sido producidos en impresoras 3D, en consulta con la Sociedad uruguaya de Otorrinolaringología, pero se explora la posibilidad de producirlos a inyección, para poderlos producir en mayor escala.

Estos no son ejemplos aislados. Existen casos similares en Argentina, Brasil, Colombia, entre otros países de la región. En todos los casos exitosos, la articulación entre el sector público y el privado, y entre la comunidad científica, la comunidad médica, los emprendedores, y las firmas que pueden escalar estas soluciones, ha sido crucial.

Estos casos demuestran, además, la importancia de invertir en ciencia, tecnología e innovación, en desarrollar un ecosistema emprendedor, y contar con políticas de desarrollo productivo adecuadas, de manera de poder dar rápida respuesta a problemas en situaciones de crisis como la actual.

Fuente: El blog del Departamento de Investigación del BID comparte ideas que cuentan para las políticas públicas y el desarrollo en América Latina y el Caribe.