«Gringos» eran expertos engañando empresarios hondureños

918
estadounidenses detenidos en Honduras
Los estadounidenses fueron detenidos por miembros de la DPI

SAN PEDRO SULA. Dos ciudadanos de nacionalidad estadounidense comparecieron ayer ante un juez por estafa luego de ser capturados.

Por la Unidad de Delitos Financieros de la Dirección Policial de Investigación (DPI) ante varias denuncias.

Los acusados son Lee Dexter Keith (de 53 años) y John Scott Jordan (de 60 años), ambos capturados el sábado pasado en el Barrio Guamilito.

Según informaciones, los dos hombres se hacían pasar como comerciantes que conocían empresarios en Estados Unidos.

También mostraban como que estaban interesados en comprar madera en Honduras.

Los extranjeros comenzaron a abordar a empresarios hondureños, a quienes les garantizaron la compra de sus productos, así como un buen precio por los mismos.

Uno de los empresarios estafados invirtió más de L. 100,000 en mantener a los extranjeros.

Además les hacían recorridos por las áreas forestales, turísticas y residenciales.

Los sujetos además engañaban a mujeres y les prometían casarse con ellas y que les darían la residencia en Estados Unidos.

Ayer, la Fiscalía en la audiencia de declaración de imputado ante el juez de turno solicitó la detención de los sospechosos.

Porque aseguran que hay un inminente peligro de fuga por parte de los dos «gringos».

Se supo que después de la captura de los extranjeros, otras personas llegaron a las oficinas de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI).

Lo anterior a fin de dar a conocer la forma en la que también fueron engañados con patrañas y podrían proceder legalmente contra ellos.

ANTECEDENTE

Por estafa fue detenido en enero de 2015 un ciudadano de Indiana, Estados Unidos,
informaron agentes asignados a la DNIC, en Copán.

El capturado era Michael Kip Sanders, con numero de pasaporte 462895480, residente en Copán Ruinas.

El extranjero fue denunciado por una persona que habría sido estafada, según las investigaciones realizadas por agentes.

Las autoridades policiales afirmaron que junto a la Policía Internacional (INTERPOL) realizaron para confirmar si existían más denuncias en otro países.

Los agentes encargados del caso informaron que el extranjero ofrecía artículos y ropa de marca a pequeños comerciantes, quienes le pagaban por adelantado.

Detenido en Copán.
Detenido en Copán.

Pero él no les entregaba el producto, por lo que uno de los afectados interpuso la denuncia antes las autoridades competentes.

El extranjero fue puesto a la orden del Ministerio Público y luego siguió el respectivo proceso
judicial.