A 20 años de su muerte, piden perdón por asesinato de Carlos Escaleras

628
carlos escaleras
El Gobierno de Honduras inauguró la plaza Carlos Escaleras en conmemoración del vigésimo aniversario de la muerte del ambientalista.

Tocoa, Colón. La Secretaría de Derechos Humanos, Justicia y Gobernación inauguró la plaza «Carlos Escaleras» en el municipio de Tocoa, Colón, y pidió perdón por el asesinato del ambientalista.

El evento fue celebrado en conmemoración del vigésimo aniversario del asesinato del ambientalista. Por consiguiente, el ministro Leonel Ayala comenzó pidiendo perdón por la muerte del activista, en nombre del Estado de Honduras.

Por su parte, familiares y amigos del ambientalista agradecieron a distintas organizaciones de Derechos Humanos por su apoyo. Según el hermano del fallecido, Eldin Escaleras, el Gobierno llegó a un amistoso y satisfactorio acuerdo con su familia.

El pariente señaló que su familia perdona al Estado de Honduras por el asesinato de su hermano. No obstante, aseguró que nunca olvidarán el hecho y esperan que no se vuelvan a repetir este tipo de hechos.

«Agradecemos el gesto. Sin embargo esperamos que no se tenga que repetir un acto de perdón por violación a garantías constitucionales del derecho a la vida, el respeto a los derechos humanos y la lucha a los defensores de derechos humanos”, manifestó Escaleras.

También puedes leer: ¡Confirmado! Iroshka Elvir y Salvador Nasralla tendrán una niña

Homenaje a Escaleras

En ese sentido, las autoridades desvelaron el busto de Carlos Escaleras en el centro de la plaza. La obra fue elaborada por el escultor y pintor, Kensil Jared Hernández.

El homenaje a Escaleras se ubica en el barrio el Centro de Tocoa; específicamente en el inicio de la Calle del Comercio, sobre la carretera que conduce de Tocoa a Trujillo. El espacio total de la plaza comprende 228 metros cuadrados y cuenta con una área verde en forma de triángulo.

Este miércoles, se conmemoraron 20 años del asesinato del ambientalista que fue asesinado el 18 de octubre del año 1997. Escaleras fue ejecutado a fría cuando se dirigía a su negocio de lavado de carros en Tocoa.

Su muerte ocurrió a raíz de sus protestas contra la construcción de proyectos ambientales que afectarían a la región del Bajo Aguán. Al momento de su muerte, era el candidato a alcalde para la ciudad de Tocoa, por el naciente partido de Unificación Democrática (UD).