«Estable»: diagnóstico de niña quemada con pólvora en Catarino Rivas

411
Imagen referencial del Catarino Rivas.

Cortés, Honduras. Estable se encuentra la niña de cinco años que ingresó ayer al Hospital Mario Catarino Rivas, de San Pedro Sula, con graves quemaduras.

Según el informe del centro hospitalario, la niña fue internada por las heridas que llevaba en su rostro y tórax, producto de la quema de pólvora.

Tras ocurrir el delicado percance, sus parientes la trasladaron desde el municipio de Cofradía hasta la Capital Industrial para que fuera atendida.

Ante la emergencia, la menor de edad – de quién no dieron el nombre- fue ingresada al quirófano del Hospital, donde le hicieron limpieza quirúrgica y la estabilizaron. Hasta el momento sigue hospitalizada y en observación.

Cabe mencionar, que al inicio había una discrepancia porque los padres habían dicho que su hija se había quemado con agua caliente.

No obstante, los médicos del Catarino Rivas indicaron que se trataba de la consecuencia de manipular productos explosivos.

Se presume, que el miedo de los progenitores era que las autoridades realizaran cargos legales en contra de ellos.

Fiestas decembrinas dejaron como saldo a 39 quemados por pólvora

La portavoz del Hospital Escuela, Julieth Chavarría, informó que al centro asistencial ingresaron 10 personas quemadas por pólvora, entre ellas, cuatro adultos y seis menores de edad.

Por su parte, en el Hospital Mario Catarino Rivas, durante el mes de diciembre se atendieron 14 casos de quemaduras. Aunque, inicialmente habían reportado 11.

Por su parte, en el  Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) de Tegucigalpa, ingresaron dos menores de edad con lesiones en sus manos.

No se puede dejar de lado, que la Fundación para el Niño Quemado (Fundaniquem), atendió a 13 niños.