Esposa de David Romero: No lo trasladen a El Pozo o La Tolva

404
David Romero
Lidieth Díaz señaló que la familia de David pide que se le traslade al Primer Batallón.

TEGUCIGALPA, HONDURAS. La esposa del periodista David Romero Ellner, Lidieth Díaz, pidió a las autoridades penitenciarias del país que no trasladen a su esposo hacia ninguna cárcel de «máxima seguridad» ya que luego de los asesinatos que ocurrieron en El Pozo y La Tolva, la vida de él también correría peligro.

Cabe mencionar que a David Romero se le sentenció a 10 años con ocho meses de cárcel por delitos de injuria y difamación.

Con respecto a la situación de Romero, Lidieth Díaz manifestó que siente sumamente preocupada por la vida de su esposo, puesto que la inseguridad de los centros de reclusión quedó evidenciada tras el asesinato del reo Magdaleno Meza Fúnez, en El Pozo y el reo Marco Tulio Amador, en La Tolva.

Respecto al asesinato de Magdaleno, señaló: «Se ejecutó en complicidad con las autoridades del centro penal de Ilama, Santa Bárbara. Así como el INP, porque ellos habían pedido un traslado porque corría riesgo su vida».

De esa forma, resaltó que Magdaleno era el autor de las narcolibretas presentadas durante el juicio contra Antonio ‘Tony’ Hernández, en la Corte del Distrito Sur de Nueva York. «Algo que nosotros ya habíamos adelantado y denunciado también sobre el involucramiento de la familia presidencial con el narcotráfico», señaló Lidieth.

«Ahí solo se encuentran reos peligrosos»

Díaz manifestó que le preocupa que las autoridades del Instituto Nacional Penitenciario (INP) insistan tanto en trasladar a Romero a una cárcel de máxima seguridad. Subrayó que su esposo «no debería estar privado de libertad por el delito de injuria».

Destacó que al periodista, en varias ocasiones, han querido trasladarlo a la centro penitenciario La Jaula, ubicada en Támara. «Ahí solo se encuentran reos peligrosos que le pueden quitar la vida», dijo.

Lidieth Día  señaló que la familia de David ha pedido que se le traslade al Primer Batallón. Dijo que esperan que trasladen al área donde se encuentran los exfuncionarios acusados por corrupción. Les atemoriza que lleven a su celda otro privado de libertad «que no tenga nada que perder para quitarle vida».

«Cualquier cosa puede pasar porque David es un estorbo. Es una persona de la oposición y nos preocupa su vida», indicó.