Stephen Curry tuvo una noche agridulce en la victoria de Golden State Warriors sobre New Orleans Pelicans por 125-115, en la serie regular de la NBA. La estrella de las últimas temporadas registró 31 puntos y 11 asistencias, pero también tuvo que dejar el campo de juego luego de doblarse el tobillo.

Una vez concluido el encuentro, Curry acudió a la sala de rayos X para averiguar cómo se encontraba su tobillo derecho. Aún no hay parte oficial.

También se lucieron Klay Thompson, con 22 unidades, Durant y Draymond Green, con 19 cada uno; para encaminar la victoria de los Warriors, que lograron su cuarta victoria consecutiva.

Gracias a él los Warriors remontaron una desventaja de 21 tantos, pero ahora esperan saber cuánto estará de baja. Este miércoles enfrentarán a Charlotte, pero es posible que Curry sea cuidado. Fue intervenido quirúrgicamente en ambos tobillos años atrás y no arriesgará más de lo necesario.

Jrue Holiday contabilizó 34 puntos y E’Twaun Moore consiguió la mejor cifra de su carrera, con 27; pero los Pelicans sufrieron su cuarta derrota en cinco encuentros.

DeMarcus Cousins sumó 19 tantos y 11 rebotes, si bien perdió siete balones, antes de que tanto él como Durant fueran sancionados. Ambos con su segunda falta técnica en el duelo, por un altercado en los últimos instantes. Ambos fueron expulsados.

Fuente: AFP