Keyla Martínez: “Quiero ser la señora de la televisión”

Mis obras literarias no le dan la capacidad de sobrevivir, si no de vivir una vida pletórica llena de energía y pasión por la vida; basada en un Dios de poder y ánimo, que te ayuda a rescatar la identidad que un día tuviste y la perdiste.

¿Sus obras hablan de usted misma?

Si tienen que ver con migo en muchos de los casos porque mi testimonio es válido para poder decir que si se puede salir de los lugares de tinieblas, pero si siempre hay un componente testimonial de otras personas que a través del voluntariado o de la sanidad interior han logrado rescatar su vida.

¿Cuáles son los pasatiempos de Patricia Arias?

Casi no tengo pasatiempos, lo que tengo es inversión de tiempo en situaciones como consejería.

Tengo voluntariado en el área de psicología, trabajo social y leyes, porque a mí me preguntan de todo, me dicen pastora, licenciada, profeta, y no me importa cómo me llamen, si no que puedan salir con una luz.

Patricia Arias
Una excelente escritora es uno de muchos calificativos de Arias.

¿Qué mensaje quiere darles a las personas que la ven o leen sus obras?

Adquiéranlas, son un remanente de vida, hay una narrativa especial que llega a cada persona que la lee.

Hay un componente de alegría, de felicidad y sobre todo de fe que van a lograr sentir a través de ellas.

Las pueden adquirir en Metromedia de mall Multiplaza, en librería Lobo de Metromall y en casa Sol, frente a la UNAH.

“Aprende a ser feliz aun cuando estés triste” tiene una inversión de 250 lempiras; y “Ser una perdedora me llevó a triunfar” tiene una inversión de 300 lempiras.

¿Cómo se puede ser feliz estando triste?

La tristeza es una condición de la naturaleza humana; la palabra de Dios dice “venid a mi todos los que estén trabajados y agotados que yo les daré consuelo”, eso se convierte en tristeza.

La pérdida es tristeza, problemas económicos dan tristeza, la caristia, la falta de amor, todo eso produce tristeza; bregar contra eso no es la solución, si no adquirir la fe en Dios.

Convertir esa tristeza en el remanente que Dios nos da para perfeccionar aquellas situaciones que tenemos dentro que no han sido sanadas. Es una habilidad aprendida ser feliz.

¿Hasta dónde quiere llegar Patricia Arias, o ya logró todo lo propuesto?

No aún no he logrado todo lo propuesto, hay muchas cosas que alcanzar, como una fundación que me ayude a poder adquirir ayuda del exterior o internamente de las empresas.

Juansa García sobre sus fotos sin ropa: “Quien pudo verlas, qué bueno”

Es para mí un sueño que algún día se va volver realidad; que mi empresa crezca; que mis hijos lleguen alcanzar los sueños que tienen.

Nunca se termina lo propuesto por una persona, sobre todo cuando tienen identidad de hijo de Dios.

¿Qué mensaje les deja a esos profesionales de la comunicación que vienen empezando?

Que nunca desvaloricen sus pensamientos positivos, su fuerza natural para poder crear comunicación que conlleve estímulo, motivación para los demás.

Para los que son periodistas en radio, televisión o prensa, que la noticia en sí misma no los desvalorice como profesionales.

Que siempre puedan dirigir con una sensación de cambio la noticia, dejando a un lado el amarillismo y sensacionalismo.

De paso anuncio mi primer congreso de comunicadores en agosto, nunca visto en Honduras, con empresarios como expositores. Y lanzaré mi tercer libro “Comunicación eficaz, la verdadera estrategia de las relaciones publicas”.

Patricia Arias
Patricia Arias además es una madre de familia ejemplar.

Juego de palabras

Honduras: Mi país.

Periodismo: Justicia.

Dios: La esencia de mi vida.

Familia: El gran mandato que Dios me ha dado en mayordomía.

Lo que más odia: La injusticia.

Lo que más ama: A Dios.

Ser feliz está en: En estar sano emocional y espiritualmente.

Ejemplo a seguir: Mi papá, (aunque ya haya muerto) el periodista Guillermo Arias, me dejó un gran legado.

Patricia Arias: Una guerrera.